Investigar con acuaponía para promover mejoras en la plasticultura de la horticultura intensiva

Investigar con acuaponía para promover mejoras en la plasticultura de la horticultura intensiva

La acuaponía es una forma “limpia y ecológica” de criar peces y cultivar plantas de manera eficiente en sistemas de recirculación y que se pueden poner en práctica en cualquier lugar

 

01-07.2020 – INFORMACIÓN
La investigación de técnicas sostenibles como las descritas en proyectos como CarbGrowth, IMIDA tienen como objetivo es impulsar la competitividad de las explotaciones agrícolas bajo invernadero en el sur de Europa. La acuaponía fué uno de los objetos de estudio en el proyecto CarbGrowth.

En CarbGrowth , un proyecto financiado por el VII Programa Marco Europeo proponía en 2013 utilizar el CO2 y aguas residuales de piscifactorías para uso agrícola. La acuaponia es una combinación de acuicultura con hidroponía

CarbGrowth tenía por objetivo aportar soluciones para impulsar la competitividad de las explotaciones agrícolas bajo invernadero. En el blog de Rytec explican los fundamentos de la acuaponía –cómo producir más con menos– poniendo de ejemplo el método mesoamericano de agricultura llamado Chinampa.

Las Chinampas fueron reconocidas por la FAO como Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial y de ellas es representativa la foto de Rytec utilizada en el encabezamiento de esta información de Tecnología Hortícola.

En el proyecto del IMIDA se apuntaron mejoras en la producción de pimiento mediante el control del aporte de CO2, que no solo ha permitido incrementar la tolerancia de este cultivo a aguas de mala calidad sino también respecto a la precocidad de la producción obtenida.

En CarbGrowth se ha desarrollado un eficaz sistema de desinfección de la disolución nutritiva recirculante mediante un fotorreactor, que a su vez es capaz de proporcionar CO2 para incrementar la fotosíntesis de las plantas.

En 2015 Francisco del Amor informaba a la prensa, que en el IMIDA, realizaron una producción combinada de peces -tilapia (peces con interés comercial criados en piscifactorías de varios países)- con rendimientos de 20 kilos por metro cúbico de agua, aportando bacterias al sistema. Al mismo tiempo solucionaron problemas específicos para los invernaderos de la Región de Murcia.

En el proyecto CarbGrowth participaron, según la noticia publicada en HorticulturaBlog, la Asociación Murciana de Productores Agrarios (Amopa) y la Federación de Cooperativas Agrarias de la Región (Fecoam), y la empresa aguileña Ritec, junto a otros representantes de España (Inspiralia), Francia (Ratho), Italia (Cámara de Comercio de Milán), Croacia (Damco y Novamina), Rumanía (Federación Nacional de Agricultores) y Malta (AquaBioTech y St. Andrews Farm).

Al finalizar el proyecto CarbGrowth sus autores explicaron a la prensa en La Alberca Murcia que en el desarrollo de su sistema de acuaponía, experimentado durante la realización de su proyecto, los residuos que generan los peces en el agua se aprovechan como abono para las plantas, se trata pues de un ahorro de recursos hídricos y fertilizantes, un ciclo cerrado en el que el agua se reutiliza constantemente.

La acuaponia es una combinación de acuicultura con hidroponía, que crea un sistema autosostenible capaz de producir alimentos dice una información de HortiBiz sobre “Acuaponia: una solución para la autosostenibilidad”. (La imgaen superior es de la FAO)

Una instalación de acuaponía consiste en una combinación de acuicultura -cría de peces- y hidroponía -el cultivo de plantas en agua sin suelo- la acuaponía, es un ejemplo de los sistemas de recirculación denominados en general como agro-acuicultura integrada (AAI).

En HortiBiz hacen una crónica de un artículo de Crystin Clouser publicado en Clipper, encabezado por un gráfico donde se muestran los roles específicos de los peces y las plantas en un sistema de acuaponia. Parece que no importa tanto cómo esté configurado o diseñado el sistema, sino lo relevante es la relación simbiótica para que el ciclo funcione.

En América cuando se interesan, ahora por ejemplo con la alarma del Covid 19, sobre sobre el desperdicio y la escasez de alimentos, hay quienes piensan que si los supermercados hubieran cerrado durante la pandemia, cientos de millones de estadounidenses se quedarían sin una fuente de alimentos. Es en este contexto cuando los norteamericanos se interesan por aspectos sostenibles de la horticultura.

Los 17 “ Objetivos de Desarrollo Sostenible son el plan para lograr un futuro mejor y más sostenible para todos. En ellos se abordan los desafíos globales; incluidos los relacionados con la pobreza, la desigualdad, el cambio climático, la degradación ambiental, la paz y la justicia “. El segundo objetivo de la lista es “Hambre Cero“. Este objetivo hay que garantizarlo, pensamos casi todos; incluso para aquellos que viven en la pobreza. Interesa a todos tener más accesos a “estrategias” de producción de alimentos sostenibles. Hidroponía y acuicultura son tecnologías conocidas y adoptadas con éxito en la agroalimentación moderna.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO, la acuaponía es una forma “limpia y ecológica” de cultivar plantas de manera eficiente en sistemas de recirculación y que se pueden poner en práctica en cualquier lugar. La FAO implementó hace pocos años, 3 proyectos de acuaponía, uno Egipto, otro en Argelia y en Omán

La acuaponía combina la acuicultura (peces, gambas, caracoles) con la hidroponía (el cultivo de plantas en el agua), lo que crea un sistema autosostenible capaz de producir alimentos. Para que el sistema funcione, se deben agregar bacterias nitrificantes al agua de los peces. Esta bacteria permite a las plantas convertir el amoníaco de los desechos de pescado en nitratos, que las plantas usan como nutrientes. A través de este proceso, las plantas pueden absorber los desechos de las peceras y recircular el agua limpia nuevamente, cuenta la crónica del website holandés HortiBiz

“Los sistemas de acuaponia son orgánicos; no se requieren fertilizantes ni pesticidas ”, dice Tamara Caraballo, “tampoco necesitan tierra y usan menos agua que un jardín exterior típico”.

Tamara Caraballo, es maestra regional del año 2019-2020 y estuvo dando clases de ciencias en la Glacier Peak High School, utilizó sistemas de acuaponia con sus alumnos de biología contribuyendo a hacerlos pensar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Similar a un jardín o una explotación agrícola, un sistema de acuaponia es capaz de reemplazar a los supermercados como fuente primaria de alimentos, dice HortiBiz. Con una gran variedad de frutas, verduras y hierbas que se pueden cultivar además del pescado que se puede consumir como proteína, un sistema de acuaponía diverso podría proporcionar amplios nutrientes a la dieta de una persona.

Los sistemas de acuaponia son versátiles y personalizables. Además de los peces y las plantas, los materiales básicos necesarios para construir un sistema son una pecera, un lecho vegetal, fuentes de oxígeno y calor para los peces, bacterias nitrificantes, filtro de residuos sólidos, bomba de agua y tubos. La configuración y el diseño varían según los objetivos de la la instalación. Seguramente en cada caso hay que hacer un proyecto, marcarse objetivos, brico u ocio, medioambientales, o de producción intensiva de alimentos. Los sistemas se pueden industrializar a gran escala, incluso para la mejora de paisajes, o simplemente un sistema de tanque único en un patio trasero.

En la acuaponía hay reglas, según la FAO, son éstas:
– Usar tanques redondos con fondos planos que sean fáciles de limpiar
– Garantizar una aireación y circulación del agua adecuadas. El sistema consume energía. Por ello debe elegirse a ser posible un método sostenible, placas solares, y,o aerogeneradores …
– Mantener una buena calidad del agua con buen nivel de oxígeno. Hay cinco parámetros de calidad del agua importantes que hay que seguir y controlar: oxígeno disuelto (5 mg/litro), pH (6-7), temperatura (18-30° C), nitrógeno total y alcalinidad del agua.. Elegir los modelos de bombas con cuidado.
– No llenar demasiado los tanques
– Evitar la sobrealimentación y eliminar los restos de alimentos no consumidos
– Espaciar las plantas cuidadosamente y elegir especies de crecimiento corto, lechugas y batavias, … y, mezclar con otros de fruto, pimiento, pepino, tomate
– Mantener el equilibrio entre plantas y peces

Informaciones relacionadas

Sobre el autor

PPT

Editor y redactor en HorticulturaBlog del Grupo THM, Tecnologías Horticultura Mediterránea; Biblioteca de Horticultura y en ACTUAL FruVeg, un weblog para todos los públicos sobre alimentación saludable

Empresas

Últimos tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This