Seleccionar página

El sabor de la fruta, sí importa

El sabor de la fruta, sí importa

El Congreso de Fruta de Hueso de Murcia reúne 800 participantes

La transición hacia la mecanización eficaz -robotización- de la fruticultura tiene costes. Los beneficios habrá que buscarlos también en las fruterías

 

[kkstarratings]

CRÓNICA
La tercera edición del Congreso Nacional de Fruta de Hueso que se celebró en Murcia, mantuvo durante la jornada una participación de más de 800 personas entre asistentes e invitados con contenidos de mucho interés y ponentes de prestigio conectaron con las inquietudes de los fruticultores participantes.
En el auditorio Víctor Villegas de Murcia se trataron los temas que más interesan y preocupan a la fruticultura actual, las nuevas variedades, fitosanitarios, fertirrigación inteligente, agricultura de precisión, sanidad vegetal, agricultura ecológica, así como transporte y poscosecha.

Productores, exportadores, empresas auxiliares, técnicos, científicos y estudiantes participaron en una jornada cuya repercusión a nivel nacional ha sido extraordinaria, a través de congresistas de Cataluña, Aragón, Extremadura, Valencia, Andalucía, Castilla-La Mancha y la Región de Murcia, así como de otras nacionalidades como Francia, Reino Unido, Italia, Alemania o Brasil.

Manuel Serradilla de Intaex, del Cicytex, centro de investigaciones científicas y tecnológicas de Extremadura, explicó un panorama actual de la fruta de hueso, una oferta atomizada concentrada en no muchas semanas, descenso del consumo en los hogares y precios a la baja. (Fruta de Hueso: Análisis de Campaña 2018, agricultura, producciones-agrícolas, Mapama)

El consumo per cápita en el conjunto de frutas también desciende en España un 7,1%, totalizando 92,45 kilos por persona y año, según datos del Fepex. Los españoles comemos un 40% menos de frutas y hortalizas de las que se recomiendan. Los hogares destinan a la compra de fruta fresca un 9,10% de su presupuesto para la compra de alimentación y bebidas para el hogar. El gasto medio en España por persona y año en frutas es de 134,64 €.
El consumo en la UE-28 se sitúa en 353 gramos entre frutas y hortalizas frescas per cápita al día,  una media de 192 gramos de fruta y 161 gramos de hortalizas al día; en fruta es una media de 70 kilos persona y año, en verduras son unos 60 kilos, persona y año.

Los hábitos alimentarios en los países de la UE aún son bajos en la ingesta habitual de frutas y verduras

En la cesta de la compra media diaria de cada español hay 287 gramos de frutas; naranjas, 56 gramos;, plátanos, 31; manzanas, 31 y sandía, 24, y 3,4 gramos de melocotones.

En mandarinas, 18 gramos; peras, 15; melocotones, 10; kiwis, 8 y limones 7 g. La población española tiene un consumo medio de 269 gramos de verduras al día, principalmente de tomates, 38 gramos; cebollas, 20; berenjenas, cardos y alcachofas, 27; pimientos, 13 y otras hortalizas de hoja como lechugas, escarolas y endivias, 12 gramos.

Compras de frutas en los hogares de los españoles

Para la mejora de la fruticultura ¿qué tipo de solución es arrancar los árboles?
En Extremadura la situación de las marcas productor podría calificarse de “extrema” por su poca diferenciación de la fruta en las tiendas europeas. En las fruterías hay muy poca diferenciación de tipos y calidades y, en general las marcas de las organizaciones de productores están más preocupadas por la calidad que prefieren los intermediarios que por la calidad y sabor que “gustaría” a los consumidores.

En marzo, la organización la “Unión Extremadura” defiende el arranque de algunos tipos de melocotón y nectarina para hacer frente a la crisis de precios. Extremadura cuenta con 24.100 hectáreas de fruta de hueso, 480.000 toneladas de fruta.

En Lleida, Catalunya, los fruticultores creen que el bajo precio para el productor de la fruta de hueso no “tiene una causa justificada”. En la “Unió de Pagesos” creen que “no se valora la fruta bajo los estándares europeos de producción.” En febrero de este año,  Lleida se apuntaba a un arranque de 2.000 hectáreas de frutales de hueso, del total de las 23.000 que hay en las comarcas fruteras.

El sabor sí importa
En melocotón, ciruela, cereza y albaricoque, en las fruterías españolas baja el consumo en el hogar, según datos de Mapama, dice Serradilla. Mientras que en el campo los productores quieren alta productividad, recolecciones eficientes, árboles que entren rápido en producción y facilidades para proteger y/o intensificar las plantaciones. En el Intaex, creen que la fruticultura, la de Extremadura, debe mirar hacia la mejora genética, intensificación de las plantaciones y a la robotización.

Los clientes de las fruterías en verano se ven obligados a elegir. Según encuestas, eligen “brix”, gustan las frutas dulces, y/o, las que resultan más sabrosas de comer; la “fruta es un postre”, dijeron en el congreso de Murcia organizado por Agromarketing

Los grados “brix” de una fruta no evoluciona tan solo con la variedad, con ser muy importante, sino con la estación del año. En abril o mayo un melocotón puede tener una experiencia agradable, pero en agosto, en pleno verano, es otra cosa, con un índice de madurez adecuado, es una delicia extrema. El sabor, sí importa.

En las encuestas el 70 de los consumidores europeos declaran sus preferencias por la fruta dulce

La empresa Viveros Provedo, tiene colecciones de variedades con denominaciones -marcas- de “Extreme”, “ebony” y “fresh”, y con algunos clientes toman acuerdos tripartitos, el vivero, productor y la tienda, para determinar calidades en la fruta. Por ejemplo con Mark Spencer, certifican calidades en tienda, cuenta Luis Aliseda, del I+D del vivero.

España es el mayor productor y comercializador europeo de fruta. ¿Debería quizás asumir responsabilidades sobre los hábitos de consumo de 400 millones de potenciales clientes? (La infografía es de Nielsen)

Intensificación de la fruticultura
La transición hacia la mecanización eficaz -robotización- de la fruticultura requiere altos costes para establecer los cambios culturales en los huertos, uso adecuado de maquinaria, mejorar el conocimiento y mantener la vida útil de las plantaciones. Con la modernización, ¿cómo lograr la rentabilidad y la calidad de una fruta que agrade a todos, fruteros y consumidores?

En Agromillora, cuenta Ignasi Iglesias, “ponemos conocimientos técnicos y tecnologías avanzadas al servicio de los procesos de producción de viveros para garantizar la calidad de nuestras plantas” y desde hace décadas esta compañía toma el compromiso junto a sus clientes en todo el mundo por plantaciones en “súper alta densidad” y una transición hacia la mecanización de la fruticultura, en olivos, melocotoneros, almendros o cítricos.

Iglesias tiene respuestas a ¿porqué un árbol pequeño es más eficiente? y razones para decidir a los productores a preparar las plantaciones con “formación de los árboles de huertos frutales: en transición a sistemas 2D”

Los sistemas 2D tienen mayor porción bien iluminada del dosel que en árboles grandes; la madera es menos permanente y las frutas más cercanas a la estructura principal permanente, dice Iglesias.

¿Por qué los árboles frutales más pequeños y la intensificación de los marcos de plantación? Árboles más pequeños y la formación en hileras planas. Con ello se tienen una distribución uniforme de la luz, el dosel está menos sombreado, mejor accesibilidad al dosel por los trabajadores y máquinas -la mejora de la eficiencia es considerable- y, menos madera estructural con fructificación y rendimientos tempranos.

Los sistemas de formación bidimensionales posibilitan un acceso más fácil y eficiente de las personas, las máquinas y los tratamientos fitosanitarios a la copa del árbol. Imagen, I. Iglesias

Menos es más, afirman los modernos de la horticultura; mientras defienden la intensificación y sostenibilidad en el cultivo de manzanas, melocotones, ciruelos o almendros; búsqueda de oportunidades técnicas, menos fertilizantes, agua, fitosanitarios y fincas con cultivos más intensivos mediante más ciencia, tecnología y manejo eficientes. Con la súper alta densidad en fruticultura hay una disminución del coste de producción de 8-12 céntimos de € por kilo en nectarinas, dice Iglesias.

Sobre el huerto del futuro
¿Cómo es el huerto del futuro? Los marcos de plantación serán diferentes de los de ahora. Cambiará la altura del dosel: espacio entre hileras. Los árboles serán más delgados y la fertirrigación estará automatizada. Los trabajos culturales de la fruticultura estarán robotizados, auguran los de Abundant Robotics.

Los sistemas de plantación intensivos en las especies frutícolas basados en desarrollo de copa 2D son susceptibles para la mecanización parcial o total, según especies. Imagen, I. Iglesias

La pulverización fija en atomizadores instalados debajo de redes agrotextiles, como las mallas PROTECTA® de Arrigoni, tienen nuevas posibilidades (pulverización oportuna, materias activas y compuestos orgánicos, etc.) En almendro, se aplicarán los conceptos similares de las fincas más modernas de la hortofruticultura intensiva y de los olivos 20 años después del inicio de su superintensificación.

Dra Encarna Aguayo, de la Universidad de Cartagena

Pon frutas y verduras en tu vida
La Dra. Encarna Aguayo, coordinadora de innovación  en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de Cartagena, anuncia formas de buscar valores a los aspectos saludables del consumo de frutas de hueso, pon frutas y hortalizas en tu vida, dice.

Hay estudios de la Dra. Aguayo sobre la actividad cardioprotectorea de una dieta que incorpore albaricoques, el consumo de melocotón y de ciruela, ensayos sobre la salud de las cerezas, las almendras y de la sandía Fashion.

En el congreso de la fruta de Hueso de Murcia, Aguayo, propone mensajes destacando dietas mezclando colores, está de acuerdo con los estudios que señalan que los frutos rojos tienen mayor cantidad de compuestos fenólicos, vale, dice, pero “mejor comer fruta y verdura de todos los colores”; los diferentes pigmentos tienen también distintas ventajas funcionales.

ECO y BIO
Las etiquetas de calidad interesan en la fruticultura. En el conjunto de la UE hay 42.000 ha de fruta de hueso, con certificaciones de ECO-EU, según datos de Biofach. En Murcia es dónde hay más interés por desarrollar actividad en la etiqueta ECO en fruta. En España tan solo el 2% de la fruta está certificada como BIO.

En la fruticultura, los árboles frutales tienen mayores riesgos para el cultivo orgánico frente a las hortalizas consideradas cultivos estacionales. Sin embargo, el consumidor del ECO cree en los alimentos ecológicos, y, busca valores premium en la frutería.

Para la venta de “ecológico” qué es mejor, ¿el precio o la publicidad? En Italia, el gran productor hortícola europeo de BIO, hay campañas institucionales, y, las marcas de los supermercados apoyan las iniciativas de promoción. Las diferencias de precios de la fruta tradicional con la BIO son de casi un 30%.

Hay productores que tan solo hacen verduras o frutas BIO, y éstas quedan obligadas a dar seguridades al “distribuidor”. En Australia, hay cadenas de fruterías con un comercio exclusivo de verduras y frutas orgánicas.

El periodista Isidre Font de la revista Fruticultura, presenta una charla sobre “fruticultura BIO” con Juan Antonio Martiínez de GranBio, Pedro José Pérez Saura, experto de agricultura ecológica y Joaquin Gómez, presidente de Apoexpa

Informaciones relacionadas

Grupo Caliplant

Agrotextiles contra lluvias excesivas e insectos en el cultivo de cerezas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies