Seleccionar página

Gases presentes en invernaderos y la importancia de su regulación

Gases presentes en invernaderos y la importancia de su regulación

La presencia de N2O en invernaderos aumenta el rendimiento siempre y cuando se encuentre en dosis bajas y en correcta combinación con CO2

 

APUNTES – 15/07/2020
Los gases presentes en el interior de los invernaderos tienen una explicación lógica, y es por eso que investigadores de distintas empresas realizaron un experimento para determinar el efecto de distintas combinaciones de CO2 (dióxido de carbono) y N2O (óxido nitroso) en el rendimiento final de cultivos.

Si bien sabemos que la presencia de una determinada cantidad de CO2 ayuda al desarrollo de las plantas, es verdad que concentraciones demasiado altas de N2O en la dosificación de CO2 pueden conducir a una pérdida de rendimiento del 6% según estudios anteriores, por lo tanto, la nueva investigación realizada por empresas proveedoras de medidores de gases como Environmental Monitoring Systems y Hoogendoorn Growth Management intentan acabar con el tabú del N2O y buscar la dosis justa de ambos para un mayor rendimiento.

El mayor rendimiento está en la combinación justa
Inicialmente, para determinar el efecto negativo de N2O en exceso, en un invernadero de tomates se midieron los valores de etileno, N2O y fotosíntesis que al medir el aumento de peso luego de 24 horas, se determinó que concentraciones excesivas de N2O disminuyen el transporte de electrones en las células vegetales, lo que afecta directamente la conversión (crecimiento) de la biomasa sin importar la concentración de los restantes gases presentes.

Por otro lado, los investigadores han logrado “dar en la tecla” al conseguir un aumento del rendimiento utilizando menores concentraciones de CO2 y una correcta dosis de N2O, que no afecta el movimiento de electrones y permite la correcta captación de átomos de nitrógeno y oxígeno liberados para transformarlos en biomasa. Este efecto se conoce como “vitalización de las plantas” y se aplica en muchos cultivos.

Con este nuevo descubrimiento, queda claro que existe una concentración optima de N2O y su uso en combinación con otros gases como el CO2 tienen un mejor resultado que la no utilización de dicho gas, por lo que sería una oportunidad para que los productores regulen las concentraciones de gases y obtengan mejores rendimientos en los cultivos de invernadero.

Fuente
Revista HortiDaily.com

Informaciones relacionadas

Empresas

Últimos tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This