Seleccionar página

Herramientas actuales para una correcta gestión del riego en el cultivo de pistacho

Herramientas actuales para una correcta gestión del riego en el cultivo de pistacho
  • Actualmente, el usuario puede ver los datos y las recomendaciones desde que cualquier dispositivo con acceso a internet

     

  • Podemos de obtener de ellos mucha información que ayudará a producir más y mejor, y si es posible con menos recursos
TECNOLOGÍA
El sector primario ha cumplido siempre el cometido de alimentar a la población, una necesidad primaria y sin la cual esta moriría de inanición. La agricultura se enfrenta al doble reto de alimentar a la población que irá creciendo (especialmente en aquellos países donde las personas están infra alimentadas) y de hacerlo de una forma mucho más eficiente, ya que los recursos como la tierra y el agua disponible no van a crecer a la misma velocidad que la demanda de alimentos.
 
La toma de decisiones en la agricultura al igual que en cualquier actividad económica debe de basarse en la toma de datos y análisis de estos, y aquí es donde entra la Agricultura Inteligente (traducción al castellano de Smart Agriculture), que es una agricultura que partiendo de datos obtenidos de numerosas fuentes intenta que la toma de decisiones en la actividad agraria sea lo más eficiente y eficaz posible.
 

Pistacho Fórum, el evento más importante del año en la península ibérica

Considerando la importancia actual del cultivo y las tecnologías específicas desarrolladas por empresas del sector, los miembros de la plataforma Tecnoagro Iberia (NaanDanJain Ibérica y Compo Expert), AGQ Labs y Poscosecha.com organizan la 1º edición del Pistacho Fórum que tendrá lugar el 1 de marzo de 2023 en Salones Epílogo en TomellosoCiudad Real (España).

El programa del Pistacho Fórum estará compuesto por una amplia variedad de temas, dividido en cuatro bloques temáticos: TecnologíaInnovaciónMercado Inversión.

Para más información, programa provisional e inscripciones, accede a la web del evento: https://poscosecha.com/pistacho-forum

En el evento, participarán investigadores y técnicos de referencia en el sector, entre los cuales se encuentra el autor de este artículo, Manuel Gómez Carmona, Ingeniero Agrónomo y Máster en Nutrición vegetal en cultivos hortícolas protegidos. Fertirrigación y nutrición vegetal. Actualmente, cumple sus funciones como Jefe de producto de AgTech y Nuevas tecnologías en la empresa NaandanJain Ibérica. Con más de veinticinco años de experiencia su actividad profesional siempre ha estado relacionada con las nuevas tecnologías implementadas en la actividad agraria, y es por ello que asistirá al Pistacho Fórum para compartir todos sus conocimientos y tecnologías actuales con las cuales está trabajando.


Datos procedentes de sensores

Existen diferentes sensores que registran datos y que conectados a registradores de datos (data loggers en inglés), los guardan y pueden enviarlos a un servidor. Los datos en los servidores (la nube o el cloud) se almacenan y procesan. De esta forma, el usuario puede ver los datos y las recomendaciones basadas en el tratamiento de los mismos desde que cualquier dispositivo con acceso a internet (ordenador, Tablet o móvil).
 
Datos climáticos
Las plantas son organismos vivos muy influenciados por su entorno exterior. El clima en el que se desarrolla la planta influirá de forma decisiva en su actividad, condicionando de forma directa la cantidad y calidad de la cosecha, y antes de esta, el desarrollo de la planta.
 
Partiendo de estos datos climáticos podemos obtener la evapotranspiración, usando cualquiera de las fórmulas que calculan la misma usando dichos datos climáticos.
 
Por último, la predicción meteorológica es muy importante a tener en cuenta para la toma de decisiones. Existen numerosas fuentes donde podemos consultarla y hoy en día las predicciones a dos tres días son muy precisas.
 
Datos del suelo
El suelo es usado por la planta para obtener el agua y las sales necesarias para su desarrollo. Obtener datos del mismo mediante sensores es fundamental para que la toma de decisiones de riego y fertilización sean óptimas. Los análisis de suelo donde obtenemos datos como la textura, composición química (iones y cationes de elementos que nos interesa conocer), materia orgánica, CE, PH,… Algunos de estos datos no varían de forma importante a lo largo del tiempo. Existen tres variables del suelo que varían a lo largo del día y que nos interesa monitorizar su valor ya que es muy variable a lo largo del tiempo: humedad del suelo, conductividad eléctrica y temperatura del suelo. Para ello existen varios tipos de sensores.
 
Datos procedentes de la planta
Los fitosensores nos dan datos que provienen de la propia planta, por lo que el valor de los mismos es fundamental. Existen muchos, pero los más importantes desde el punto de vista comercial son:
  • Dendrómetros: nos sirven para ver el crecimiento del tronco o tallo y para medir las micro contracciones/expansiones que el tronco/tallo sufre debido a su estado hídrico.
  • Sensor de crecimiento de fruto: poder monitorizar el crecimiento de los frutos y las contracciones que a veces se producen en los mismos debido a la falta de agua resulta de suma utilidad.
  • Sensor de temperatura de hoja: mide la temperatura de hoja en el envés de diferentes hojas. Comparando la temperatura de la hoja con respecto a la temperatura del aire podemos conocer si la planta está transpirando o no, y cuantificar la tasa de transpiración.
  • Sensores de potencial hídrico de tronco: mediante la localización de un sensor en el xilema del tronco, se puede conocer el potencial hídrico del xilema de forma continua.
Datos procedentes de satélites
Existen numerosos satélites orbitando alrededor de la Tierra que nos ofrecen a diario mapas de diferentes radiaciones que emite la superficie de la Tierra. Estos mapas deben de ser interpretados para obtener de ellos datos fiables y operativos para el técnico o agricultor. Entre los datos que se pueden obtener a partir de este modelo están:
  • Necesidad o no de regar.
  • En caso de que sea necesario regar, cantidad de agua mínima y máxima a aplicar.
  • Apertura estomática o conductancia estomática.
  • Evapotranspiración, dividiéndolo en valor de evaporación (perdida de agua desde la superficie del suelo o dosel vegetal) y transpiración (pérdida de agua a través de los estomas).
  • Humedad del suelo en el entorno radicular y no en la superficie del suelo como exponen otros modelos.
  • Cobertura vegetal.
  • Materia seca producida cada día por la planta.
  • Y otros muchos más datos.
Resumiendo, nos enfrentamos a un reto apasionante y dotarnos de estas y otras herramientas nos hará que obtengamos el éxito. La agricultura del siglo XXI está ya aquí, el agricultor y su técnico deberán incorporar, si ya no lo han hecho, a sus herramientas el ordenador, la tableta y el teléfono inteligente. Podemos de obtener de ellos mucha información que nos ayudará a producir más y mejor, y si es posible con menos recursos.
 
Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This