Seleccionar página

Maíz transgénico: 21 años de datos confirman seguridad

Maíz transgénico: 21 años de datos confirman seguridad

Por Beatriz Riverón, profesora emérita Universidad MacKenzie, Sao Paulo, Brasil

Es común que críticos a los transgénicos, en el intento de poner en duda la seguridad de esa tecnología, citen estudios con poca credibilidad o incluso trabajos refutados vehementemente por la comunidad científica. Sin embargo, los propios científicos prefieren análisis más profundos para sacar sus conclusiones e investigar varias otros trabajos independientes revisados por colegas de la academia.

Esta técnica estadística se llama meta-análisis y fue precisamente a ella que un equipo de investigadores italianos recurrió para evaluar la seguridad del maíz transgénico. El grupo analizó datos de pruebas realizadas con el grano modificado genéticamente (GM) durante los últimos 21 años y concluyó que el cereal transgénico trae beneficios a la salud y al medio ambiente. El trabajo se publicó en Scientific Reports en febrero de 2018.

Los principales resultados revelan que el cultivo de maíz transgénico promueve un aumento de hasta un 25% (variando del 5,6% al 24,5%) en la productividad y que la tecnología es eficiente en el control de plagas sin afectar a insectos beneficiosos.

Además, el grano GM concentra un 29% menos de micotoxinas en comparación con el maíz sin modificar. Las micotoxinas son sustancias tóxicas producidas por hongos que se desarrollan en el maíz y pueden producir patologías severas en animales y humanos que consumen el alimento contaminado, por ejemplo, las aflatoxinas sintetizadas por Aspergillus flavus.

De acuerdo con la directora ejecutiva del Consejo de Información sobre Biotecnología (CIB), Adriana Brondani, los hallazgos del equipo de investigadores italianos confirman la seguridad de esos productos. “Numerosos científicos y agencias reguladoras de todo el mundo, desde el principio, siempre afirmaron que los alimentos transgénicos son tan seguros como los no modificados”, argumenta.

El meta-análisis también derriba otro mito muy difundido sobre los transgénicos, que no traen beneficios económicos a los productores. Según el estudio, los agricultores de países desarrollados y de naciones en desarrollo, observaron aumento de rendimiento. Incluso, el trabajo italiano concluye que el aumento del cultivo de maíz transgénico en los países en desarrollo podría proporcionar a los agricultores y consumidores ganancias aún más sustanciales.

Para llevar a cabo la publicación se seleccionaron estudios hechos de acuerdo con algunos criterios, por ejemplo, haber sido realizados en condiciones de campo, la existencia de un maíz no transgénico cultivado en condiciones idénticas y el muestreo suficiente para análisis estadísticos. Gran parte de estos trabajos se realizaron en América del Norte, en Europa (Alemania, España, Francia, entre otros) y en América del Sur (Brasil, Argentina y Chile).

Fuentes
Elisa Pellegrino, Stefano Bedini, Marco Nuti & Laura Ercoli (2018). Impact of genetically engineered maize on agronomic, environmental and toxicological traits: a meta-analysis of 21 years of field data. Scientific Reports, volume 8, Article number: 3113. https://www.nature.com/articles/s41598-018-21284-2 doi:10.1038/s41598-018-21284-2

Últimos Tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies