Seleccionar página

Maquinaria agrícola: el mercado italiano se mantiene

Maquinaria agrícola: el mercado italiano se mantiene

26.10.2022 – COMUNICADO
La recesión económica se refleja en el mercado de la maquinaria agrícola, que disminuye en todos los tipos, aunque el volumen de ventas sigue siendo bueno. En los nueve meses que van de enero a septiembre se vendieron 15.800 tractores, una cifra inferior a los 18.500 del mismo periodo de 2021, pero todavía superior a la media de los últimos cuatro años. El presidente del fabricante, Alessandro Malavolti, señala las dificultades de la situación económica actual y espera un relanzamiento del sistema de incentivos.

Los retrasos en la cadena de suministro, el aumento de los costes de producción y el consiguiente incremento de los precios de catálogo frenan el mercado de la maquinaria agrícola, que sin embargo mantiene un buen nivel de ventas.

Las estadísticas de matriculación -tratadas por FederUnacoma a partir de los datos facilitados por el Ministerio de Transportes- indican un descenso del 14,4% de los tractores en los nueve primeros meses del año respecto al mismo periodo del año anterior, que se caracterizó por un crecimiento récord de las matriculaciones.

En términos de unidades, el número de tractores vendidos en los nueve meses ascendió a 15.800, lo que es inferior a los 18.500 vendidos en los nueve primeros meses de 2021, pero sigue siendo superior a la media de los últimos años, que se sitúa en torno a las 14.000 unidades. Se registró un descenso del 14% en las cosechadoras, frente a 308 unidades matriculadas, mientras que los tractores de plataforma perdieron un 21,5%, hasta 390 máquinas. La caída fue más moderada en el caso de los remolques (-9,5% frente a 6.700 máquinas), mientras que los manipuladores telescópicos, si bien registraron un importante descenso con respecto a 2021 (-25%), registraron sin embargo un número de unidades vendidas de 866, muy por encima de la media de los últimos años.

La tendencia actual confirma las previsiones ya formuladas por FederUnacoma durante la asamblea general anual del pasado mes de junio, cuando se señaló que la demanda de maquinaria agrícola era especialmente elevada en nuestro país, pero con el riesgo de que la crisis de las materias primas, las dificultades en la logística y el aumento de la factura energética pudieran afectar a los ritmos de producción y reducir la competitividad del sector en el segundo semestre. Es difícil predecir el balance a finales de año, ya que los resultados económicos siguen dependiendo de la evolución del conflicto ruso-ucraniano y de la dinámica inflacionista, que también provocará un aumento del precio de venta de la maquinaria, además en beneficio de la producida en los países emergentes, que no se ven afectados por la crisis energética y, por tanto, están dispuestos a posicionarse en los mercados con políticas de precios muy agresivas.

«La agricultura italiana necesita tecnologías de alto nivel», recordó el presidente de FederUnacoma, Alessandro Malavolti, «y debe ser apoyada en sus inversiones para la compra de maquinaria innovadora». «Una ayuda importante para este fin son los incentivos públicos para la compra de equipos de nueva generación», concluyó Malavolti, «y la esperanza de toda la cadena agromecánica es que el actual sistema de ayudas se amplíe y refuerce, para mantener el dinamismo del sector incluso en una situación económica tan difícil».


Noticias relacionadas

Sobre el autor

Empresas

Agenda

Agenda

Últimos tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This