Seleccionar página

Uva de vino, las soluciones de Arrigoni para granizo y calor excesivo en los viñedos del Burdeos

Uva de vino, las soluciones de Arrigoni para granizo y calor excesivo en los viñedos del Burdeos

Además de asegurar una protección activa frente al granizo, estos sistemas ofrecen una respuesta excelente frente a un elevado grado de irradiación, creando un microclima ideal y unas mejores condiciones de crecimiento para la uva de vino

 

12.11.2020 – Nota de prensa
La gama de soluciones para la salvaguardia de la uva de vino que propone Arrigoni protege los cultivos de los agentes atmosféricos, cada vez más impredecibles y dañinos incluso para viñedos de prestigio. Además de caracterizarse por su facilidad de instalación, las mallas de protección de Arrigoni se distinguen por su adaptabilidad al área de cultivo de la vid y permiten mantener la distancia de separación idónea entre la malla y los zarcillos, de manera que aquella no toque la uva en caso de granizo.

Las condiciones meteorológicas extremas se dan con frecuencia cada vez mayor y escapan al control de los agricultores. A esto se suman otros peligros potenciales derivados del calentamiento global del planeta, como la excesiva irradiación o las fuertes rachas de viento, y otros factores, que pueden influir de forma decisiva en la fisiología de la vid, en los ciclos vegetativos y en la calidad de la uva recogida.

Por ello, Arrigoni ha concebido toda una gama de sistemas de protección, denominada “de delantal”, por ser eficaz también frente a otras clases de amenazas comunes en el ámbito de la viticultura.

En primer lugar, además de asegurar una protección activa frente al granizo, estos sistemas ofrecen una respuesta excelente asimismo frente un elevado grado de irradiación, favoreciendo al mismo tiempo la creación de un microclima ideal y de unas mejores condiciones de crecimiento para la uva de vino, amenazada por temperaturas demasiado altas. En segundo lugar, el sistema se sirve de la estructura de contención de la uva, y los accesorios también están diseñados para este propósito. Además, una ventaja adicional de este sistema viene dada por su extraordinaria flexibilidad: así es, la malla se puede abrir y cerrar con toda comodidad durante el desempeño de las labores agrícolas, facilitando de este modo las operaciones de poda que se llevan a cabo durante el período invernal.

El propio campo hace patente la eficacia de las soluciones propuestas. En efecto, Emis France, distribuidor en exclusiva de Arrigoni en el país galo, ha realizado pruebas técnicas en los viñedos de Château Peyroutas de Saint Emilion, en la región de Burdeos. En esta zona de sumo valor vitivinícola – primera del mundo en ser clasificada como patrimonio de la UNESCO por sus viñedos –, en los últimos años los productores han tenido que combatir el cambio climático y temperaturas extremadamente elevadas durante el período de maduración de la uva, cuando se forman y se equilibran los compuestos que determinarán la futura calidad del vino.

En particular, la frutosidad, el aroma, la acidez y el contenido alcohólico relativamente bajo, características de los vinos de Burdeos en un clima fresco, se ven influenciados negativamente por las nuevas temperaturas altas durante el período de maduración de las uvas.

Los vinos con alto contenido de etanol provocan una serie de inconvenientes tanto al productor como al consumidor. Este alto contenido en azúcares posteriormente convertido en etanol por las levaduras hace que los vinos sean más alcohólicos, aumentando la percepción del calor, alterando la percepción de la complejidad de los aromas del vino y disminuyendo la intensidad y estabilidad del color.

Además, la tendencia actual en el mundo es consumir bebidas con baja graduación alcohólica y mayor concentración de antioxidantes.

Para resolver este problema de modo eficaz se han probado con éxito los sistemas sombreadores
Iride Bayco® e Iride Multi Pro Extra, que protegen frente a insolaciones extremas, granizo y ataques
de avispas.

Sebastien Moulias, director comercial de Emis France, explica: “El sistema Arrigoni, en primer lugar, protege la vid ante el granizo y las temperaturas elevadas. Además es de uso sencillo y cómodo. La investigación prosigue y muy pronto habrá más novedades en este sentido”. “Tras los resultados positivos logrados en las pruebas de campo —agrega Benjamin Banton, de Banton & Lauret, proveedor de servicios reconocido en el sector — confiaremos a Arrigoni y Emis France la salvaguardia de los viñedos frente a la sequía. Ya se sabe que no hay dos temporadas iguales, y este año, en el que han sido más necesarias que nunca, hemos podido constatar la calidad y las prestaciones de las mallas Arrigoni”.

Escudos de protección antigranizo: Iride, Fructus y Scirocco

El sistema de delantal está articulado para ofrecer diversas soluciones, concebidas y diseñadas para adecuarse a cualquier terreno y a cualquier latitud, en función de las exigencias del viticultor. Iride Due es una malla antigranizo indesmallable, con una doble trama y un refuerzo lateral, con orificios de 7,1 x 6,2 mm, de color verde oscuro. La elasticidad ligera de este tipo de malla favorece su adaptación; es tan versátil que no solo se utiliza para proteger la uva de vino, sino también en invernáculos de túnel y demás invernaderos. Iride Multi pro Extra es una tupida malla antigranizo, con orificios de 7,1 x 1,7 mm, de color cristal. Sus diminutos agujeros mejoran el microclima y protegen la uva, durante su maduración, del ataque de las avispas. Iride Bayco ®, gracias a la adición del hilo Bayco ®, es otra malla antigranizo que permite instalar las mallas en la viña fijando el hilo Bayco ® a los accesorios de metal.

El sistema de protección de la uva de vino se ve completado con la gama Fructus, una línea especial de mallas tejidas con monohilo de polietileno de alta resistencia. 3120 TG Fructus Mimetic 2,6/3 es una malla antigranizo tejida con monohilo y trama de nido de abeja. La medida de sus orificios es de 7,1 x 3 mm; su color, gris, tiene un efecto mimético. El hilo rígido, con su trama textil, garantiza una buena tensión incluso en largas distancias. 3120NE Fructus 2,6/3 es otra versión de la malla antigranizo, tejida con monohilo y trama de nido de abeja, también concebida para garantizar una buena tensión en largas distancias. 3050NE Scirocco 50 Black, para terminar, es una barrera antiviento de color negro con un poder sombreador del 40%. Gracias a la medida de sus orificios, de 0,97 x 1,39 mm, protege frente a insectos, avispas y Drosophila suzukii (drosofila de alas manchadas).

Sobre ARRIGONI

El grupo ARRIGONI opera en el sector textil técnico desde 1936. En 1959 comienza a fabricar tejidos de malla de polietileno. Actualmente atesora más de cincuenta años de experiencia en el segmento de los escudos de protección. Las tres unidades de fabricación del grupo ocupan un área total de 110.000 m2; la superficie cubierta es de 39.000 m2.

La industria textil de Arrigoni cuenta con 8 líneas de extrusión de hilo de alta tecnología, 126 máquinas textiles y 25 líneas de conversión. Los empleados directos son 160, la capacidad productiva anual es de más de 6000 toneladas/año de tejidos de malla, igual a 75 millones de metros cuadrados (7500 hectáreas) de una malla de peso medio.

Arrigoni idea, fabrica y distribuye productos agrotextiles innovadores para un mejor control climático y una producción de alimentos más sanos y seguros y otros tejidos para el aire libre destinados a usos técnicos y/o medioambientales. Su equipo de ingenieros, técnicos y agrónomos trabaja asiduamente por un mundo más verde y sostenible. Hoy día es líder europeo en las aplicaciones textiles técnicas para la agricultura.

 

Informaciones relacionadas

Sobre el autor

Empresas

Últimos tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This