Seleccionar página

9 de septiembre: Día Mundial de la Agricultura

9 de septiembre: Día Mundial de la Agricultura
  • Hace unos 12.000 años, la humanidad dio inicio a lo que hoy conocemos como “agricultura”
  • Según datos de la ONU, el mundo deberá alimentar a casi 9.700 millones de personas en 2050

09.09.2022 – OPINIÓN
Según hallazgos realizados a lo largo de la historia, la humanidad dejó de recolectar frutos, pescar o cazar animales hace 12.000 años, dando inicio a lo que hoy conocemos como “agricultura”.

Antiguos escenarios donde se cultivaba trigo y cebada, son quienes demuestran los orígenes de esta práctica que llevó al asentamiento y crecimiento de las incipientes civilizaciones hasta lo que conocemos hoy en día.

La mejora de las condiciones de vida, se empezaron a notar rápidamente, ya que las personas podían producir su propio alimento, consumirlo y almacenar lo que sobraba, siendo totalmente independientes del efecto “suerte” que podía surgir en una jornada de caza, por ejemplo.

Con el paso del tiempo, las civilizaciones fueron mejorando lo que ya conocían sobre los cultivos y lo que hasta ahora se conocía como la actividad de la caza, pasó a convertirse en la actividad de la domesticación, criando animales en recintos cerrados o controlados.

Ya con las principales actividades de subsistencia bien manejadas, las civilizaciones o grupos de ellas, tuvieron la genial idea de darle otra salida a sus productos, con lo que dieron origen al comercio de mercancías, algo que sin dudas ha sido el puntapié inicial para el gran desarrollo de civilizaciones que vino después.


¿Por qué se celebra el Día Mundial de la agricultura?

Cada 9 de septiembre, se recuerda a todas aquellas personas que dedican su tiempo a trabajar el recurso “tierra” y producen los alimentos que nuestra especie necesita para sobrevivir. Aunque, últimamente, la celebración de este día, se enfoca cada vez más a los retos que deben sobrepasar los agricultores frente al cambio climático, crecimiento poblacional y nuevos patrones de consumo.

Además, sirve para promover el estudio, desarrollo e innovación de nuevas técnicas agrícolas y su impacto en el medio ambiente, para el beneficio de futuras generaciones.


¿Cuál es su importancia?

Está de más aclarar que, sin alimentos, no podemos vivir, por lo tanto, no me extenderé en algo tan obvio. La agricultura es una de las actividades más antiguas y ha sido tan importante como lo es ahora y lo será a futuro.

A través de todas sus variantes (extensiva, intensiva, hidropónica, de conservación, etc.) la agricultura está presente en casi todos (para no decir todos) los productos que consumimos a diario, y si no los compramos en el supermercado o frutería de la esquina, los producimos en nuestra huerta o jardín, por lo cual, también es agricultura.

Según datos de la ONU, el mundo deberá alimentar a casi 9.700 millones de personas en 2050, que serán 11.000 millones en 2100. Está más que claro el papel e importancia de esta actividad, ¿no?

Pero la actividad en sí misma, depende de varios recursos como lo son el suelo, el agua, el aire, etc.; donde tampoco entraré en detalles, ya que no es el tema de hoy, pero no quiero dejar de remarcar la importancia en el cuidado del suelo y el agua, para asegurar una agricultura sustentable.


Principales avances en la agricultura

Con el paso del tiempo y la necesidad de mejorar las técnicas de producción, el sector agrícola ha sufrido interesantes cambios que permitieron avanzar hacia sistemas más eficientes y sostenibles.

Entre algunos de los avances más destacados, podemos nombrar la detección remota de índices de medición en cultivos, la digitalización de tareas que permiten tener un control mucho más efectivo y sin la necesidad de la presencia humana en el sitio, el uso de drones, ya sea para monitoreo como para el control de plagas, enfermedades o la polinización de cultivos.

Otras herramientas que también evolucionaron en esta carrera evolutiva, han sido las máquinas utilizadas para tal fin, desde tractores, cosechadoras, pulverizadoras, etc. y que también dieron lugar a la aparición de nuevos avances como los robots, utilizados cada vez más en las tareas agrícolas.


Próximo libro digital, un homenaje a la agricultura

Siguiendo con los principales avances que hicieron de la agricultura que tenemos hoy en día, aprovecho esta nota para compartir con nuestros lectores, sobre nuestro próximo trabajo editorial. Se trata de un fabuloso libro digital con más de 1000 páginas divididas en 48 capítulos.

El libro Tecnología Hortícola Mediterránea – Evolución y futuro, analizará cómo ha sido esta evolución, en qué punto nos encontramos y qué se prevé para los próximos años. Los contenidos se estructuran en tres bloques. El primero trata del Panorama general, la poscosecha y agregado de valor (Bloque I), la Tecnología de producción (Bloque II) que ha permitido el avance de muchas superficies, y se trata de algunos de los Cultivos (Bloque III) en los que ha habido tantos adelantos significativos.

El libro digital Tecnología Hortícola Mediterránea – Evolución y futuro será presentado oficialmente en la próxima edición de Fruit Atracción 2022, que tendrá lugar en Madrid del 4 a 6 de octubre de 2022 y posteriormente, lo encontraréis como siempre a vuestra disposición en formato digital pdf y de descarga gratuita en la sección publicaciones de la Biblioteca de Horticultura.


Conclusiones

La población mundial seguirá creciendo y por ende, la agricultura deberá adaptarse a esa demanda, siempre y cuando tenga lo que necesita.

Actualmente, los efectos adversos del cambio climático y la cada vez menos disponibilidad espacial, hace que la actividad se encuentre en una situación de grandes cambios, donde la mejora en la adaptación de los cultivos a mayores temperaturas y menor disponibilidad de agua es fundamental.

Otro factor a tener en cuenta, son los grandes costos a los cuales se enfrenta un agricultor para producir a diario, lo cual, obliga a buscar nuevas alternativas tecnológicas como el uso de robots o inteligencia artificial para la realización de tareas de una forma más económica, efectiva, rápida e ininterrumpida, lo que se traduce en rentabilidad.

Es de vital importancia aunar esfuerzos para el desarrollo de tecnologías flexibles que permitan incrementar la productividad de la tierra para la mejora continua en cantidad y calidad de los productos obtenidos, minimizando el impacto ambiental, así como apoyar la mejora de las condiciones laborales y económicas de campesinos y pequeños productores.

Imagen principal

amazonia.org.br


Noticias relacionadas

Sobre el autor

Empresas

Agenda

Agenda

Últimos tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This