Seleccionar página

La importancia de mantener el suelo vivo

La importancia de mantener el suelo vivo

El sector se enfrenta al reto de alcanzar una productividad óptima sin dañar el equilibrio biológico que necesitan los suelos vivos y sanos

 

17.12.2021 – INFORMACIÓN
El suelo se trata de un recurso elemental para el desarrollo de la vida. En gran medida, resulta determinante para la salud de las plantas y, por ende, para la calidad y cantidad de los cultivos. De ahí, la importancia de un suelo vivo para la producción agrícola.

Sin embargo, la agricultura está agotando esta materia tan preciada. Por lo que el sector se enfrenta al reto de alcanzar una productividad óptima sin dañar el equilibrio biológico que necesitan los suelos vivos y sanos.

¿Qué aspecto tiene un suelo sano?

Antes de nada, cabe hablar sobre cómo es una tierra saludable. Normalmente, un suelo sano se caracteriza por:

  • Ser profundo
  • Tener una tonalidad oscura
  • Estar húmedo cuando se toca
  • Deshacerse con facilidad si se toma con los dedos
  • Tener insectos, lombrices y otros seres vivos
  • Etc.

El suelo como un ecosistema vivo

Lo acabas de leer, un suelo sano no se trata de un elemento inerte o estático. En cambio, contiene seres vivos (microorganismos, algas, hongos, ácaros, arañas, hormigas, etc.) y constituye todo un sistema dinámico, formado por éstos y por materia orgánica. De ahí el concepto de suelo vivo. Toda esta vida constituye su red alimentaria, de la cual depende la propia biodiversidad del lugar.

El papel de los microorganismos

En el suelo, habitan microbios que ejercen diversas funciones de extrema necesidad para las plantas, por lo que resultan fundamentales para conseguir una agricultura rentable:

  • Por un lado, convierten la materia orgánica y los minerales en nutrientes
  • Por otro, ayudan a controlar plagas y enfermedades
  • Además, permiten una mejor absorción del agua
  • Etc.

No obstante, estos microorganismos pueden verse afectados negativamente por distintos factores químicos, biológicos o químicos: desde la temperatura hasta la porosidad del suelo, el pH, la fertilidad o la variedad de los cultivos.

Por ello, prácticas de manejo como la quema, la exposición al sol, un mal empleo de fertilizantes químicos, etc. influyen en las actividades microbianas, lo que puede reducir la salud y el vigor de los cultivos. No obstante, también una buena actuación puede afectar a las plantas de manera positiva.

La importancia de la salud del suelo en la sostenibilidad

Según informa la Organización de Naciones Unidas, se está perdiendo el 33% del suelo sobre la Tierra a causa de:

  • Un mal manejo del mismo
  • La contaminación
  • El agotamiento de los nutrientes
  • Un empleo excesivo de fertilizantes
  • Los monocultivos
  • La erosión
  • La mecanización

Por desgracia, el suelo se pierde a una velocidad mayor de la que se puede reponer. Es por esa razón que la sostenibilidad en las prácticas agrícolas se ha vuelto indispensable.

Es decir, la agricultura sostenible no sólo beneficia a la productividad o el tamaño de las cosechas, también repercute favorablemente tanto a las generaciones actuales como futuras. Y la salud del suelo guarda una relación directa con la sostenibilidad.

Indicadores de la calidad del suelo

Existen tres indicadores que se usan a menudo para hablar de la calidad del suelo:

  • Propiedades químicas del suelo
  • Propiedades físicas del suelo
  • Propiedades biológicas del suelo

Los tres resultan claves para la salud de la tierra y los cultivos. Sin embargo, en la agricultura, durante muchos años se ha hecho un énfasis excesivo en los factores químicos y físicos del suelo. Y es lo que ha producido el agotamiento biológico de los sistemas agrícolas.

La biodiversidad del suelo: esencial para nuestra alimentación

¿Por qué la biodiversidad de los suelos es importante para nuestros sistemas alimentarios? Porque el 95 % de los alimentos que consumimos se producen en ellos, según indica la FAO. Ya sea de manera directa o indirecta.

Un suelo vivo permite cosechar la variedad de hortalizas y plantas que requiere una buena nutrición humana, y los organismos que habitan en él son lo que ayudan a las plantas a adquirir nutrientes. Por lo que, cuanto más biodiverso sea un suelo, más nutritiva será nuestra comida.

La biodiversidad del suelo y la salud

Los suelos vivos son una fuente básica de los recursos químicos y genéticos con los que se elaboran nuestras medicinas. Y es que los microorganismos que hay en el suelo se emplean para crear antibióticos: como, por ejemplo, la penicilina.

Además, estudiar e investigar para conseguir suelos sanos demuestran el papel que estos seres vivos tienen con respecto a la inocuidad alimentaria y el control de plagas. Asimismo, nos ayudan a desarrollar resistencias a enfermedades y evitar problemas de salud como, por ejemplo, asma, alergias, enfermedades autoinmunes e incluso la depresión.

La biodiversidad del suelo y la lucha contra el cambio climático

Los organismos del suelo son también fundamentales en la lucha contra el cambio climático, ya que pueden descomponer o eliminar distintas clases de contaminación, convirtiendo sustancias tóxicas en unas que no lo sean.

También cabe destacar que los suelos forman una parte especial del ciclo del carbono, y los suelos vivos ofrecen un mayor almacén de carbono al planeta. ¿Qué significa esto? Que permiten limpiar el aire que respiramos, dado que regulan la calidad del aire y los gases efecto invernadero, gracias a la fijación de carbono.

Prácticas agrícolas que mejoran la salud de los suelos cultivados

Por último, acabamos con dos preguntas lógicas tras leer este artículo: ¿Cómo puedes manejar el suelo para que se mantenga vivo? y ¿Cómo puedes manejar la vida del mismo para beneficiar tu productividad agrícola?:

  • Alimentando a los microorganismos y macroorganismos
  • Garantizando la humedad
  • Disminuir el uso de fertilizantes químicos nocivos que aplicas en el suelo

Conclusiones

Ahora ya sabes que la salud de los suelos es fundamental para la agricultura y su productividad. Pero también es un pilar necesario para la sostenibilidad del planeta. Por ello, reivindicar la importancia de un suelo vivo para la producción agrícola resulta indispensable en la actualidad.

 

Noticias relacionadas

Sobre el autor

Empresas

Agenda

Agenda

Últimos tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This