Inteligencia artificial en control climático de invernaderos

Inteligencia artificial en control climático de invernaderos

La tecnología de inteligencia artificial iGrow, recopila datos mediante cámaras y sensores, que luego utiliza para la toma de decisiones en forma automática

 

APUNTES – 07.07.2020
En China, los agricultores ya consideran la inteligencia artificial como un aliado en la producción de sus invernaderos.

El sistema para el control climático de invernaderos iGrow desarrollado por el gigante tecnológico chino Tencent, ha generado mayores rendimientos en los cultivos y al mismo tiempo un aumento en las ganancias en contraposición a invernaderos que eran manejados por agricultores experimentados.

Liu Jianhua, técnico agrícola y representante de la nueva tecnología de diseño oriental, afirma que la agricultura en invernaderos requiere de muchos requisitos y que varían según la fase en que se encuentra el cultivo en determinado momento. Un claro ejemplo es el caso de los tomates en el cual las temperaturas deben ser distintas durante la siembra, floración y fructificación.

Un avance que supera el conocimiento
La sabiduría adquirida por los agricultores en el tiempo, con la cual regulan las condiciones climáticas en función de la época del año y los requerimientos del cultivo, determinan que el control preciso sea difícil de lograr en tiempo real. La tecnología de inteligencia artificial iGrow, utiliza cámaras y sensores para recopilar datos frecuentemente sobre la temperatura, humedad del aire y el suelo, la concentración de dióxido de carbono, los efectos fotosintéticos y otros factores presentes en el invernadero.

Las decisiones del sistema, se toman en base a información recopilada automáticamente durante el ciclo del cultivo, que se alimenta continuamente y se ajusta según sea necesario.

El sistema controla automáticamente el ambiente del invernadero, mejorando la calidad, sanidad y rendimiento de los cultivos, mientras que los agricultores solo necesitan hacer el trabajo básico de siembra, cosecha y mantenimiento diario.

Caso real que ha comprobado su funcionamiento
Durante el último invierno, los invernaderos, en la región de Beijing, fueron golpeados por una repentina ola de frío. En los invernaderos normales, los agricultores determinaron por lógica tres temperaturas fijas diferentes durante la jornada, sin embargo, las condiciones climáticas fluctuantes afectaron el crecimiento del cultivo.

En el caso de invernaderos regulados automáticamente bajo sistemas iGrow, la temperatura y otros indicadores se ajustaron cada hora utilizando cortinas enrollables automáticas y ventilación, lo cual ha dejado en evidencia la estabilidad y tolerancia a las variaciones climaticas reinantes.

Fuente: Diario Xinhuanet.com

Informaciones relacionadas

Ver la integración de sondas de suelos AQUÍ, hacer CLICK en la imagen

GPRS envía los datos de la sonda al servidor. Los datos se descargan rápida y fácilmente con el software de gestión de sondas. También se pueden ver directamente desde cualquier navegador web, con el sistema INTA SOIL. Módulo encapsulado alimentado por batería con una vida media de 2 años, dependiendo de las descargas diarias programadas.

Al integrar las sondas de suelo del INTA Soil con el sistema Evo, se controla automáticamente el tiempo de riego, manteniendo el nivel óptimo de humedad en cualquier momento

EOS y CSIC investigan la radiación UVC en plantas

INTA: Fertirrigación y Clima

Sobre el autor

Empresas

Últimos tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This