Seleccionar página

El semillero: Origen, actualidad y beneficios que ofrece a la horticultura

El semillero: Origen, actualidad y beneficios que ofrece a la horticultura

En el capítulo se detallan los orígenes y cuáles han sido los grandes avances conseguidos en el sector de los semilleros de planta hortícola

 

17.06.2022 – PUBLICACIONES
El capítulo 2.1 Planta a la carta del libro “Tecnología Hortícola Mediterránea – Evolución y futuro” ha sido redactado por el especialista Juan Heis Serrano de la empresa Saliplant. En él, se detallan los orígenes y cuáles han sido los grandes avances conseguidos en el sector de los semilleros de planta hortícola.

La intervención de los semilleros en la obtención de una planta hortícola es sin dudas una etapa indiscutible, que, desde sus inicios, no ha aportado más que ventajas. A nivel mundial, su utilización es considerada uno de los procesos más relevantes en el ciclo productivo.

Su origen surge de la necesidad de los agricultores de obtener platas de una determinada calidad para luego poder sembrarlas a campo. Inicialmente, las obtenían de sus propios almácigos (pequeños túneles de plástico donde sembraban semillas al voleo y luego iban extrayendo plantines y trasplantando), en su mayoría construidos en el mismo campo.

Con el paso del tiempo, las exigencias tecnológicas fueron aumentando y las fincas creciendo en tamaño, además del mayor costo de las semillas gracias a los avances en mejora genética. Estas nuevas “condiciones” de producción, derivaron finalmente en la aparición de los primeros semilleros, empresas dedicadas exclusivamente a la venta de plantines con una determinada calidad, listos para su trasplante en campo.

¿Qué ocurre dentro de un semillero? De la semilla al plantín…

Siembra. El primer proceso y más importante, donde se le brinda a la semilla el sustrato más adecuado para su posterior germinación y crecimiento. Se inicia con la colocación del sustrato ideal en la bandeja de germinación, la cual luego pasa por la máquina sembradora (hay varios tipos en el mercado) y se deposita la semilla para luego cubrirla por la parte superior de vermiculita y se riega.

Un detalle relevante en esta etapa, es que aquí se comienza con la trazabilidad de toda partida, por lo tanto, quedará registrado todo tipo de cambio, proceso o modificación que se realice.

Cámara de germinación. Es el sitio donde se colocan las bandejas preparadas en la etapa anterior para que germine la semilla. Se utilizan condiciones ambientales de humedad, temperatura, oxígeno que varían según el cultivo.

Extendido. Una vez germinada la semilla, las bandejas son colocadas en el interior del invernadero para su normal nacimiento y permanecerán allí hasta su salida o hasta su utilización para injertos.

Control de germinación. Se efectúa unos días después del nacimiento de las plantas en el invernadero y sirve para tener un control del porcentaje de plantas nacidas y observar algún otro tipo de problema en el cultivo.

Riego y tratamientos. Se realizan de manera automatizada con barrales que se desplazan sobre el cultivo y aplican la cantidad de agua y fertilizantes necesarios y también se pueden utilizar para tratamientos fitosanitarios en el caso de ser presencia de plagas.

Injerto. Es una técnica de propagación vegetal ancestral que consiste en unión de dos variedades distintas que pueden ser de la misma o diferente especie. La finalidad es emplear como patrón o pie una variedad que aporte rusticidad y resistencia frente a enfermedades de suelo, y como parte superior o púa una variedad que aportará frutos con unas determinadas características (color, buen sabor, tamaño, etc.). Leer más: El uso de microinjertos en solanáceas, características y beneficios.

El proceso de injertado puede efectuarse de manera manual o automatizado. Una vez realizado el injerto, la planta permanecerá en una cámara de condiciones controladas a fin de evitar la desecación del corte y trascurridos unos días (dependiendo de la especie) con previa aclimatación, la planta se extenderá de nuevo en el interior del semillero donde terminará su proceso de crianza antes de la salida.

El desarrollo evolutivo de los semilleros

En los últimos años, los servicios prestados por los semilleros han cambiado, ofreciendo a los agricultores productos más acordes a las necesidades del mercado.

Entre los cambios más importantes, podemos destacar el empleo de modernas mallas agrotextiles para la protección contra insectos y clima, lámparas led para la regulación de temperatura y fotoperíodo, control automatizado de las condiciones ambientales dentro del invernadero, certificación de los procesos bajo diferentes normas de calidad, producción de planta ecológica y control biológico de plagas. Finalmente, y no menos importante, uno de los principales cambios en comparación con el pasado, es que hoy en día los semilleros pueden ofrecer a los agricultores una amplia gama de opciones en lo respectivo a variedades, tipos de producción, normas aplicadas, etc y es el agricultor quien decide el “que y como sembrar”, dando lugar al título del autor y nunca mejor dicho: Planta a la carta.

Imagen principal: Empresa Saliplant

Para leer el artículo completo, ACCEDE AQUÍ al libro Tecnología Hortícola Mediterránea – Evolución y futuro.

 

Noticias relacionadas

Sobre el autor

Empresas

Agenda

Agenda

Últimos tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This