Seleccionar página

ROBO-GRF, el nuevo robot semiautomático para injerto de solanáceas

ROBO-GRF, el nuevo robot semiautomático para injerto de solanáceas

La máquina para injertos de solanáceas ROBO-GRF tiene una capacidad aproximada de 450 injertos por hora por persona

 

16.05.2022 – ENTREVISTA
La técnica del injerto herbáceo, desde hace años, se aplica en la horticultura como una alternativa para mejorar la calidad de los cultivos. Se inició en Japón en 1914, para prevenir enfermedades de hongos en sandía.

El injerto es la unión de dos plantas para conformar una, con objetivos comerciales y características particulares que, al unirse con otra planta, la nueva vinculación genera ciertas ventajas que por sí solas no podrían lograrlo.

Estos beneficios, en el caso de la parte superior pueden ser mejor producción, mayor tamaño de planta, etc; mientras que en la parte inferior mayor resistencia de las raíces al contagio de enfermedades, anclaje, etc. Lee también: El uso de microinjertos en solanáceas, características y beneficios.

En el marco del internacional evento Macfrut 2022, que tuvo lugar en Rimini Expo Center del 4 al 6 de mayo pasado, conocimos en una nueva herramienta que mejora el proceso de injertado desde distintos puntos de vista.

En su primera participación en esta feria, la empresa Kusakabe, de origen japonés, presentó ROBO-GRF, la nueva máquina semiautomática para el injerto de solanáceas.

Desde el portal web tecnologiahorticola.com, tuvimos la oportunidad de entrevistar a Felipe Ewertz Correa, del departamento de Investigación y Desarrollo de la empresa.

Entrevista de Leandro Martín Olmos a Felipe Ewertz Correa de Kusakabe

Teniendo en cuenta la importancia de injertar solanáceas en el mundo de la horticultura, ¿Podrías contarnos cuáles son las características técnicas de ROBO-GRF?

En primer lugar, quisiera remarcar que, al ser una máquina semiautomática, necesita igualmente una persona para alimentar el proceso con plantines. El objetivo de este robot es, en primer lugar, mejorar el rendimiento productivo de plantas injertadas por hora.

Actualmente, en casi todo el mundo, el injerto de solanáceas se realiza de manera manual, con lo cual se ponen en juego varios factores ya que el corte del plantín no es siempre lo suficientemente homogéneo porque la mano de un operador no puede realizarlo con el mismo ángulo de corte una y otra vez.

Con ROBO-GRF, entonces, mejoramos el rendimiento productivo y la homogeneidad en el corte de las plantas al mismo tiempo.

Máquina para injertos semiautomática ROBO-GRF

¿Por qué un semillero o empresa de gran volumen de producción, debería adquirir ROBO-GRF?

A nivel mundial, desde hace algunos años y por diversos motivos, la agricultura está sufriendo escasez de mano de obra capacitada. Esto ocurre en todos los tipos de labores como en la cosecha de frutas, hortalizas y por supuesto también en trabajos más específicos como el injerto, donde se necesita personal altamente capacitado y con cierta habilidad a la hora de trabajar.

Con la utilización de ROBO-GRF, no vamos a sustituir al 100% la mano de obra, pero sí se pueden logran altos rendimientos y efectividad de plantas injertadas.

A nivel mundial, ¿En qué mercados ya se está utilizando ROBO-GRF?

En la actualidad, ya hemos vendido y puesto en marcha robots en varios países como: Italia, Israel, Chile, Japón, Argentina, Estados Unidos, España, Marruecos e India.

¿Cuál es la eficiencia de la máquina?

Si bien existen diversos factores que pueden afectar esta variable como el grosor y largo del tallo de la planta, entre otros para tener una idea aproximada, la máquina tiene una capacidad de alrededor de 450 injertos por hora por persona.

Desde la empresa, ya estáis ofreciendo al mercado ROBO-GRF para el injerto semiautomático de tomate, pimiento y berenjena, pero, si hablamos de la sandía, un cultivo tal vez más delicado, ¿Qué solución ofrecéis para injertar?

Como sabemos, a nivel de dificultad, no es lo mismo realizar un injerto de tomate que de sandía. En el caso de la sandía, el tallo de la planta es más grueso, con cual ya tenemos en juego mayor superficie expuesta y, por otro lado, el ángulo de corte necesario para que el injerto “prenda” debe ser más inclinado, algo no tan fácil a la hora de cortar a mano.

Desde Kusakabe, actualmente estamos desarrollando una nueva injertadora para plantines de sandía, que estará disponible en el mercado próximamente.

Imagen principal
De izquierda a derecha: Koji Shimada, Assistant General Manager de Kusakabe, Tomoaki Tajima, Sales Manager de Kusakabe y Felipe Ewertz Correa, departamento de Investigación y Desarrollo de Kusakabe.

Accede gratis al artículo: «El portainjerto es el principio» AQUÍ.

 

Noticias relacionadas

Sobre el autor

Empresas

Agenda

Agenda

Últimos tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This