Select Page

Horta.Net estudia los parasitoides espontáneos para el control de Tuta absoluta 

Horta.Net estudia los parasitoides espontáneos para el control de Tuta absoluta 
Imagen: Necremnus artines

El programa Horta.Net, un programa impulsado por el Departamento de Agricultura de la Generalitat de Cataluña y coordinado por el programa de Protección Vegetal del IRTA,  incorpora mejoras tecnológicas al sector hortícola

 

Con el objetivo de desarrollar sistemas de producción sostenibles, Horta.Net se orienta en dos grandes áreas: la mejora en la protección y control de plagas, enfermedades y malas hierbas y, en segundo lugar, en la racionalización del uso del agua y la fertilización de los cultivos.

Uno de los estudios realizados en su marco ha sido el de los efectos de los parasitoides espontáneos en el control de la Tuta absoluta en el tomate. Es mucho más conveniente afrontar la lucha contra la Tuta absoluta desde el Control Integrado de Plagas que mediante la utilización de insecticidas, señaló la investigadora del IRTA Judit Arnó.

Ente los más conocidos enemigos naturales de Tuta absoluta se encuentran los míridos, que se caracterizan por su alta depredación de huevos de T. absoluta (pues son capaces de ingerir hasta 100 huevos/día), aunque no son tan eficientes en la destrucción de larvas (2-3 al día), señaló Judit Arnó, por lo que es necesario encontrar enemigos naturales que actúen más efectivamente contra las larvas.

Entre las más de 20 especies de parasitoides de la T. absoluta que se han encontrado en el levante español destaca la especie Necremnus tutae, de amplia distribución y capaz de depredar larvas (tanto alimentándose de ellas como realizando la puesta de su descendencia en ellas). Necremnus tutae está presente en los cultivos de abril a octubre de forma natural, destacó Judit Arnó.

¿Cómo se puede favorecer su presencia? La investigadora del IRTA explicó que este parasitoide se alimenta también de néctar de plantas del género Lobularia, por lo que favoreciendo la presencia de Lobularia en los márgenes de los cultivos (no en su interior si se utilizan herbicidas), se favorecería su mayor presencia.

En experiencias realizadas por el IRTA en campos comerciales se ha visto que, en los cultivos con Lobularia, la presencia de T. absoluta era menor, aunque el número de parasitoides fue parecido. Aunque faltan estudios para corroborar estos resultados, una de las teorías es que Lobularia aporta energía a los parasitoides, por lo que, con igual cantidad de parasitoides se favorecería una mayor actividad de puesta de huevos sobre T. absoluta, señaló Judit Arnó.

Horta.Net un programa para mejorar el manejo de plagas, enfermedades y malezas y racionalizar el uso agua y la fertilización de los cultivos
Horta.Net es un ambicioso programa impulsado por el Departamento de Agricultura de la Generalitat de Cataluña y coordinado por el programa de Protección Vegetal del IRTA. Se inició en el año pasado con el objetivo de establecer un marco de colaboración en el sector hortícola catalán, mediante un sistema de trabajo en red, para la incorporación de mejoras de base tecnológica. El pasado noviembre tuvo lugar en Santa Susanna, Barcelona, la jornada técnica de referencia del sector hortícola catalán en la que se explicaron los fundamentos de Horta.Net, así como los estudios y acciones realizados en 2018 y los que se pretenden realizar en 2019.

Con el objetivo de desarrollar sistemas de producción sostenibles, Horta.Net se orienta en dos grandes áreas: la mejora en la protección vegetal y control de plagas, enfermedades y malas hierbas y, en segundo lugar, en la racionalización del uso del agua y la fertilización de los cultivos.

En un primer nivel, Horta.Net plantea y determina qué innovaciones pueden tener interés para el sector hortícola, realizando los estudios y trabajos de investigación pertinentes para, a continuación, realizar una valoración de éstas en fincas comerciales y, finalmente, transferir las innovaciones y resultados al sector.

Entre los trabajos realizados en 2018, Jordi Riudavets, investigador del IRTA, destacó la encuesta realizada al sector hortícola para conocer la situación fitosanitaria (plagas, enfermedades, tratamientos fitosanitarios, etc.) y de fertilización (origen y calidad del agua de riego, tecnología y gestión del riego, fertilización, etc.). En total se han recogido datos de 1.780 hectáreas hortícolas, de las que 280 son de producción ecológica, señaló Jordi Riudavets, lo que nos permite tener un primer punto de partida de la situación actual de la horticultura catalana.

Otros estudios realizados en 2018 han sido la evaluación de especies vegetales para completar los márgenes de caléndula para favorecer la lucha biológica frente a la Tuta absoluta, el estudio de posibles innovaciones a incorporar en el control de plagas y enfermedades en lechuga y tomate (proyecto EUCLID), la confusión sexual para control de Tuta absoluta, el inicio de una finca piloto en producción ecológica o los ensayos frente al bronceado del tomate con residuo cero, entre otros.

La imagen principal es de una larva de Necremnus artines

Informaciones relacionadas

El IRTA participa en un proyecto sobre cambio climático en el viñedo

Últimos Tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies