Select Page

La cebolla hoy en día es un cultivo muy tecnificado y mecanizado

La cebolla hoy en día es un cultivo muy tecnificado y mecanizado

“El nivel profesional de los productores de cebolla crece de manera exponencial introduciendo moderna maquinaria, nuevas variedades y ciclos de cultivo distintos, mejora la eficiencia de los riegos y planes de abonado para evitar pérdidas por lixiviación”

 

Simón López (*) es Ingeniero Técnico Agrícola y asesora cultivos de cebolla y otras especies en toda España. De su mano conocemos los aspectos más destacados del cultivo de cebolla en España en la actualidad. López trabaja en el Dpto. Técnico Agroveyca

¿Cuáles son las principales zonas de cultivo de cebolla en España y sus características más destacadas?
A grandes rasgos podemos distinguir entre la zona sur y levante (Andalucía, Murcia y Valencia) y la zona Centro-Norte (Aragón, Castilla – La Mancha y Castilla León); aunque también tenemos producciones locales como la Cebolla Dulce de Fuentes De Ebro (Zaragoza) o las típicas Morada De Amposta o Roja de Figueras.

Según la Encuesta Sobre Superficies y Rendimientos De Cultivos de 2017 del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, en España se cultivan 23.447 hectáreas de cebollas de tal manera que por superficie cultivada destaca en la zona sur, Andalucía con 1.978 hectáreas de cultivo mientras que en la zona Centro-Norte destaca Castilla-La Mancha con 14.488 hectáreas.

En las producciones de la zona sur y levante predominan variedades extra tempranas tipo Liria con muy poco color de piel y otras que llamamos coloquialmente de medio grano que se caracterizan por un color de piel marrón más claro y en general tanto unas como otras no aptas para una larga conservación.

Las siembras se desarrollan en el otoño y se cosechan en primavera dado que en estas zonas los inviernos son más suaves. El destino de estas producciones es normalmente el mercado nacional.

Las variedades cultivadas en la zona Centro-Norte suelen ser variedades que llamamos de grano, con pieles más firmes y de color marrón más oscuro casi cobrizo, aptas para largas conservaciones tanto en almacenes como en cámaras frigoríficas y cuyo destino en muchos casos es la exportación. Las siembras se desarrollan en invierno y la recolección es en otoño pudiendo extenderse su conservación en cámaras frigoríficas hasta abril o mayo siguientes.

Mención aparte merecen la variedades cultivadas sobre todo en la zona centro llamadas overwinter tales como Olympic o Bridger. Las siembras se realizan en torno al 15 de septiembre de tal manera que cuando llega el invierno ha conseguido desarrollar 2-3 hojas suficientes para aguantar el crudo invierno de la zona centro. Cuando llega la primavera completan su desarrollo vegetativo rápidamente y su recolección se realiza en torno a primeros de junio.

Simón López

¿Las técnicas que se utilizan son similares en todas las zonas?
En las zonas de recolección más temprana como son Valencia o Murcia la mayoría del cultivo se realiza mediante trasplante mientras que Andalucía, Castilla La Mancha y Castilla León convive esta técnica con la siembra directa de la semilla de cebolla en el suelo siendo esta técnica la más usada en la zona centro-norte.

En cuanto al riego en el Levante predomina el riego por goteo mientras que en Andalucía, Castilla León y Castilla- La Mancha predomina el riego por aspersión bien sea mediante pivots o cobertura total. La fertilización es parecida en todas las zonas usando sobre todo abonos nitrogenados con azufre (sulfato amónico, nitrosulfato, …) ya que la cebolla es un cultivo muy exigente en este último elemento que le da su picor característico. En las cebollas extra tempranas tipo Liria o en las de medio grano la recolección es enteramente a mano mientras que las variedades de grano si que están adaptadas a recolección a máquina por la firmeza de sus pieles. En las variedades de piel roja y de piel blanca también predomina la recolección a mano.

Cuáles son las variedades “estrella” por tipo de cebolla (temprana, tardía, …)
Sería imposible enumerar aquí todas las variedades ya que es un sector muy dinámico con varias multinacionales implicadas como Bejo, Nunhems, Seminis, Enza Zaden, … por destacar algunas de medio grano y piel amarilla tenemos Shinto, Buenavista, o Minister mientras que en la cebolla de grano y piel amarilla destacan por ejemplo Citation, Joaquin, Valero o Mallory.

Entre las variedades de piel roja tenemos por ejemplo Red Label, Cavernet, Red Rum o Countach mientras que las de piel blanca destacan Cometa o White Wing. En cebolla dulce además de la Dulce De Fuentes destaca también Santa Lucia.

        La cosecha de las variedades de cebollas grano está adaptada a recolección a máquina por la firmeza de sus pieles Las variedades de piel blanca o roja, son de recolección manual

A nivel sanitario, ¿la problemática es muy diferente entre zonas?
Aunque las plagas y enfermedades de la cebolla son las mismas, dependiendo de la zona de cultivo estas aparecen con más o menos frecuencia y virulencia. Para empezar en todas las plantaciones es fundamental el control de malas hierbas cuyo manejo es mucho más complicado en la siembra directa.

En las zonas de Levante o Andalucía tiene muchísima incidencia las enfermedades de hoja tales como mildiu o Stemphilium mientras que en la zona central son más importantes las enfermedades que afectan a la raíz como Fusarium o raíz rosa o que afectan a la conservación de la cebolla tales como botritis o bacteriosis.

Las plagas que afectan a la cebolla son más o menos las mismas en todas las zonas y podemos destacar la mosca de la cebolla que tiene muchísima incidencia en las siembras directas de la zona centro-norte, el trips o el nematodo de la cebolla (Dytilenchus dipsaci).

Debido a la progresiva retirada de materias activas llevada a cabo por la Unión Europea cada vez es más complicado el control de malas hierbas o plagas o enfermedades ya que se hace imposible una correcta rotación de materias activas que prevenga la aparición de resistencias.

Hoy en día con las variedades de que disponemos tipo grano, que ya hemos comentado, una cebolla en buenas condiciones sanitarias recolectada en septiembre puede almacenarse en una nave con la ventilación suficiente hasta primeros de marzo aprovechando los inviernos duros de la zona central y norte y si recurrimos a la conservación en cámaras frigoríficas esta puede alargarse bien todo el mes de mayo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies