Select Page

¿Cómo lograr la máxima calidad en frutos de arándanos?

¿Cómo lograr la máxima calidad en frutos de arándanos?
Rate this post

Artículo basado en la ponencia “Componentes y factores que influyen en la calidad del fruto: claves de la nutrición“, en que Gonzalo Allendes explicó los factores nutricionales y de cultivo que influyen en la calidad de los arándanos, en el 9º Seminario Internacional Bueberries ConsultingAGQ Labs & Technological Services

Gonzalo Allendes es Ing. Agr., Director Técnico Corporativo, Consultor Nutricional Vegetal AGQ Internacional

¿Qué es la calidad en arándanos o cualquier otra fruta?
Es el conjunto de atributos o cualidades que un producto debe tener para su comercialización exitosa. La calidad la define el consumidor, es lo que prefiere, lo que quiere. Color, dulzor, firmeza, etc. Para el supermercado o vendedor, se trata de una fruta que dure el mayor tiempo en el anaquel con las mejores condiciones de sabor y consistencia.

Diferentes factores condicionan la calidad del fruto
Los factores que definen la calidad de un fruto pueden tener dos aspectos importantes, características genéticas y otras de índole no genética. Componente genético es, por ejemplo, variedades que son ácidas por naturaleza y aunque apliquemos una serie de técnicas no mejorará este parámetro. Dentro de los componentes no genéticos existen una serie de factores que incidirán como la polinización, la poda y la nutrición.

La firmeza de la pulpa es una de las principales características desde el punto de vista de la aceptación. Variedades que son de carne naturalmente blanda y otras que lo son crocantes, pero este factor si se puede modelar a nuestro favor desde la técnica. Otro factor que influye es el número de semillas; cuantas más semillas se forman, más giberelinas se producen y más crece el fruto, en este caso la polinización es fundamental, así como la nutrición.

En el tamaño del fruto (calibre) influyen la cantidad y calidad de raíces, el riego, el manejo de la conductividad eléctrica, la nutrición y la polinización.

Las raíces son un componente principal de la calidad; un huerto con malas raíces dará lugar a fruta mala. La poda será otro de los factores que afecten a la calidad; ésta estimula el crecimiento de nuevas raíces y generación de hormonas favorables para un buen fruto.

Factores nutricionales que afectan la calidad
Una vez que tenemos las raíces, la variedad, el riego óptimo, la calidad final del fruto dependerá de la nutrición de la planta y acá la fertilización y el manejo de la conductividad eléctrica juegan un rol fundamental. Recordar que “No hay plan de fertilización bueno si no hay raíces”.

En arándano, los nutrientes que más interceden en la calidad del fruto final son: nitrógeno (N), zinc (Zn), boro (Bo), calcio (Ca), potasio (K) y fósforo (P).

El sistema radicular, la base
La distribución de las raíces en el suelo está dada por la preparación del suelo y por el riego. Las raíces de arándano no tienen pelos radiculares; su eficiencia para absorber los nutrientes va a depender de los puntos de crecimiento radicular. El crecimiento de las raíces genera citoquininas, que son “la hormona de la producción”.

Una de las causas por las que la raíz no es capaz de desarrollarse fuera del cepellón de vivero es una fuerte diferencia de granulometría (sustrato poroso vs suelo arcilloso)

Las raíces defectuosas tienen repercusión negativa en la parte aérea. Es muy importante contar con una planta de calidad desde vivero, sin raíces enrolladas. En huertos jóvenes muchas veces muertes repentina ramas, se debe a problemas de enrollamiento de raíces.

La parte aérea muestra las consecuencias de una raíz enrollada

En huertos envejecidos, muchas veces la relación copa raíz no es la óptima por lo que las frutas no llegan a calibre.

La poda
La poda es la base para generar siempre madera joven. Debe evitarse que la caña envejezca demasiado dejando gran porcentaje del árbol sin producción. Se debe abrir centros de luz que permitan que la corona se renueve.

Una buena poda es esencial para que haya madera joven, donde hay más potencia de calibre y calidad de fruta “No dejar nunca que se envejezca la caña”

Fenología
La clave de la eficiencia y la rentabilidad es un huerto uniforme. Una vez asegurados la calidad del sistema radicular y de la madera, la fenología pasa a ser el factor determinante. La fertilización hay que adaptarla a los diferentes momentos de la planta. La planta irá consumiendo en forma distinta de acuerdo al estado fenológico que le preceda; no se debe fertilizar igual una planta en flor que en cosecha o en poscosecha.

La uniformidad del huerto está en la base de la eficiencia

Polinización
A las abejas les cuesta mucho volar debajo de los túneles y no vuelan por debajo de 12ºC. Para las variedades tempranas vale la pena pensar en evaluar Bombus como polinizador. La experiencia en Chile es que vuela menos que una abeja pero tiene la ventaja de volar con temperaturas más bajas. Es una alternativa interesante para floraciones en clima frío.

Curva de crecimiento del fruto
El crecimiento de los frutos de arándano sigue, como en otros casos, una curva doble sigmoidea. La primera fase, de división celular, puede durar entre 20 y 30 días. Este momento condiciona la firmeza final del fruto. Calcio y Boro se unen a la pectina generando pectatos de calcio, generando la pared celular. Una mala provisión de estos elementos dará resultado a una rápida degradación de paredes en poscosecha. El boro también resulta esencial en el momento de la polinización ya que participa en la formación del tubo polínico. El zinc también juega un rol muy importante que participa en la cuaja de las semillas y en la elongación de las células. El calcio en esta etapa es donde más impacto tendrá en el fruto; a la fecha no hay evidencia consistente que aplicaciones foliares mejoren la firmeza dado a su nula movilidad en la planta. Es por esto que estas aplicaciones se deben complementar a las aplicaciones via fertirriego que es la ruta más confiable para aprovisionar de calcio al fruto. Toda fertilización cálcica posterior a la etapa I no servirá para dar firmeza al fruto; es muy importante que en los primeros 20 a 30 días, los de la división celular, la fertilización sea la apropiada.

  • La Etapa I dura entre 20 y 30 días, dependiendo de la temperatura en el período de floración. La etapa II, 18 a 27 días, dependiendo si es de ciclo corto o largo. La etapa III puede durar hasta 26 días. En total, dependiendo de las variedades, puede durar de 42 a 84 días
  • La Etapa II es de elongación; el calcio se transforma en desecho en la vacuola de las células, generando oxalato de calcio. La etapa de elongación dura 18 a 27 días
  • El calibre estará condicionado por esta etapa, en la que se necesita que haya semillas. El magnesio en esta etapa juega su rol ya que está participando en la generación de azúcares en las hojas a través del proceso de la fotosíntesis
  • En la Etapa III el potasio es el elemento más importante, ya que está participando en la translocación de los azúcares a los frutos, dándoles consistencia. El fósforo es igual de importante ya que está trabajando activamente en la formación del color, en la transferencia de energía y en la consistencia de las membranas celulares

La fertilización
En general, los requerimientos de fertilización de las plantas de berries son más bajos que en otras especies, pero los frutos necesitan la misma cantidad de elementos que cualquier fruto. No podemos dar un plan de fertilización de acuerdo a lo producido el año anterior; se debe hacer un plan de acuerdo a lo que quiero. Los planes de fertilización deben modificarse en función de la producción esperada.

Los elementos más importantes para la consistencia, calidad y firmeza de los frutos son:

  • Nitrógeno, que se absorbe como nitrato o amonio, importante para el desarrollo vegetativo que sustentará los frutos. La calidad poscosecha baja en frutos con exceso de nitrógeno.
  • Boro, zinc y calcio son importantes en el cuajado del fruto.
  • La absorción del potasio es por difusión y para que este fenómeno ocurra las raíces deben estar activas. Este elemento activa 60 complejos enzimáticos, interviene en la regulación osmótica de las células de guarda (que regulan la apertura de los estomas), en el transporte de azúcares de hoja a fruto. Si falta potasio se producen frutos de menos calibre y menos sólidos solubles.

El potasio acelera el flujo de productos asimilados rumbo al fruto

El 85% del fruto es agua y el potasio es el elemento encargado de regular el cierre y apertura estomáticos. Si la conductividad eléctrica, en la zona de influencia radicular es alta, la planta toma poca agua. Es importante cuidar el nivel de CE en la zona radicular.

El nivel de potasio en la solución radicular influye tiene una relación directa con los niveles foliares de este elemento. Para efectuar correcciones es importante partir de datos de mediciones de la solución de agua en la zona de las raíces.

Extracción de elementos del arándano, de Vidal (2011), citado en la ponencia original

El calcio se absorbe por flujo de masa, es decir, por la corriente transpiratoria. Hace falta que la xilema esté sano y que ocurra un buen cierre y apertura de los estomas. Las raíces encargadas de absorber este elemento son las nuevas, no lignificadas. Es un elemento muy importante ya que interviene en la firmeza del fruto formando pectato de calcio. Ante la duda frecuente de la eficacia de las aplicaciones foliares de calcio, la literatura indica que el calcio no se transporta vía floemática, por lo que la base de una buena fertilización con este elemento son las raíces y que exista una buena masa radicular. Para los frutos, es esencial que exista un buen aporte de Ca durante la fase I de desarrollo.

Hay estudios que demuestran que con niveles mayores de Ca se pierde menos peso en poscosecha, debido fundamentalmente a una menor deshidratación al tener mejores paredes celulares.

Diferencias varietales en la absorción de calcio, de Hirzel, J. 2014

En la célula encontramos al calcio y varias formas:

  • Ca soluble asociado a ácidos orgánicos
  • Ca ligado a las pectinas de las paredes y las proteínas de las membranas celulares
  • Ca insoluble asociado a fosfatos, carbonatos y oxalatos
  • El deterioro empieza por las membranas y el calcio ayuda a ralentizar ese deterioro
  • En AGQ estudian el Ca ligado, que es la fracción estructural presente en las paredes celulares como pectado de calcio, que puede ser un buen indicador del comportamiento poscosecha de los frutos
  • El magnesio también ayuda a la firmeza de los frutos

El seguimiento nutricional es la interpretación del análisis de la solución del suelo y foliar en distintos estados fenológicos importantes… para, luego de una buena interpretación, ser capaces de realizar las correcciones pertinentes

El fósforo en suelo se absorbe como dihidrogenofosfato, (H2PO4-). Su función es acumular y transferir energía y es importante para la formación de antocianos. Estimula la brotación de meristemas (pero no quiere decir que vaya a inducir la formación de raíces donde no las hay; elonga meristemas preexistentes). Este elemento se absorbe en los primeros milímetros de los ápices de la raíz. También promueve la formación de las semillas, aporta energía a través de la fotosíntesis y favorece la acumulación de carbohidratos. En arándano juega un importante papel en la firmeza del fruto, evitando la deshidratación, y en el color. Si su nivel no es óptimo puede inducir deficiencia de calcio.

En el caso del zinc, lo que la planta absorbe es su forma iónica, Zn+2. Es fundamental en el momento de cuajado y es un activador enzimático. Participa en la síntesis del triptófano, que a su vez es el precursor de una auxina (ácido indol acético) y eso es esencial para el crecimiento.

El boro ayuda a formar el tubo polínico. Junto con el potasio, juega un importante papel en la translocación de azúcares. En el envero (cambio de color), hay que asegurarse que el nivel de boro sea adecuado para que esta translocación pueda ocurrir.

El silicio en las plantas, es un elemento que cada vez se descubren más propiedades benéficas Puede constituir entre el 0.1 y a más del 1% del peso seco. Se encuentra depositado en paredes celulares, epidermis y en espacios intercelulares. Forma agregados con la celulosa y componentes celulares. Activa el SAR, sistema automático de resistencia, de las plantas, que permite que se defiendan mejor de los patógenos. AGQ trabaja en la metodología que permite cuantificarlo en los vegetales.

La materia seca es otro parámetro muy importante. Cuanto más agua libre tenga un fruto, más rápido puede ser su proceso de deshidratación y podredumbre. Interesa pues que haya una alta materia seca, porque minimiza la deshidratación. A su vez, la firmeza y la materia seca suelen correlacionarse bastante bien.

El análisis de la fruta, entre otros factores, es esencial para poder predecir la vida útil; forma parte habitual de la evaluación de nuevas variedades en América del Sur, por la importancia que tiene la exportación a mercados distantes. En arándano, niveles de materia seca del 16% se consideran bajos y altos si son del 20%, a estos últimos valores debemos aspirar.

Conclusiones

  • Para obtener fruta de calidad las raíces deben estar sanas y activas la mayor parte del tiempo posible. Es importante conocer las fases de crecimiento de cada finca
  • Mantener el mejor estatus hídrico, monitoreado siempre
  • Nitrógeno, que no falte ni sobre en las etapas 1 y 2 de desarrollo del fruto. Zinc, boro y calcio, cuidar sus niveles en la etapa 1
  • Potasio, en las etapas 2 y 3
  • Apostar siempre a muy buenos niveles de fósforo, que lleva asociado calidad en el sistema radicular
  • Realizar analíticas para monitorear y tener resultados objetivos, que ayuden a defender la fruta ante cualquier comprador

Disponer de datos es la clave para tomar buenas decisiones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies