Seleccionar página

Congreso Berry, desmontando mitos

Congreso Berry, desmontando mitos

Creencias y verdades en torno al cultivo del arándano
A poco que sepamos del arándano e intentemos pensar en las zonas de cultivo tradicionales, a muchos nos surge inmediatamente que se trata de sitios donde los suelos son ácidos. Esta limitación, si fuera cierta, podría salvarse actualmente con los sistemas de cultivo sin suelo, pero además, no es cierta. Iván Frutos, Ph.D. en Química Agrícola, Asesor Internacional Corporativo AGQ Labs, estuvo a cargo de una ponencia, en el marco del 9º Seminario Internacional Blueberries Consulting–AGQ Lab&Technological Services , titulada “Rompiendo mitos en el cultivo del arándano: nutrición vegetal y fertirrigación“.

En ella se trató de cuatro mitos, uno de ellos, el mencionado:

  • Sólo se nutren con amonio
  • Sólo crecen bien a pH muy bajos (menor que 5)
  • Tienen un desarrollo radicular muy superficial
  • El calcio es tóxico para el arándano

¿Cómo es la nutrición nitrogenada de los arándanos?
El nitrato entra a las plantas en forma de nitrato y con la acción de la enzima nitrato reductasa, que necesita molibdeno (Mo), se transforma en nitrito y posteriormente en amonio. Este amonio se junta con los ácidos orgánicos provenientes de la fotosíntesis dando lugar a aminoácidos, que se polimerizan (unión de varios aminoácidos) dando lugar a péptidos y estos, también por polimerización, a proteínas.

El arándano si tiene la particularidad de tener menores concentraciones de nitratoreductasa en hoja y en raíz que otras especies, lo que motiva la creencia de que sólo es capaz de asimilar nitrógeno en forma de amonio. Como ocurre en casi todas las especies, al aplicar amonio se obtiene una absorción de nitrógeno más rápida al no ser necesarios los pasos previos de la transformación a este producto.

La nitratoreductasa es inducida por la luz, la concentración de nitrato que hay en el medio y por los niveles de hierro y molibdeno. Además, aunque el arándano muestre una baja actividad de la nitratoreductasa, ésta aumenta considerablemente al aumentar el pH hasta valores cercanos a 6,5.

Factores que influyen en el equilibrio amonio (NH4+) / nitrato (NO3-)

Por las condiciones de cultivo naturales del arándano la mayor facilidad para la planta es el consumo de amonio. Esto suele ocurrir en las especies provenientes de zonas boscosas de baja radiación solar, mayor disponibilidad de amonio que de nitrato debido a los elevados contenidos en materia orgánica y pH bajo. Pero, el cultivo comercial se realiza en zonas que favorecen el desplazamiento del equilibrio del suelo hacia los nitratos.

El amonio aplicado en suelo se transforma en las 24 horas siguientes en nitrato. No todas son ventajas con la aplicación de amonio; altas concentraciones en floración pueden generar malformaciones en la fruta. También interfiere parcialmente en la absorción del potasio y magnesio. Cuando hay mucho amonio en el suelo, se inhibe la capacidad de absorber nitratos y lo mismo ocurre cuando falta Fe o Mo. En hidroponía no se observan diferencias entre aplicar nitrato o aplicar amonio ya que se controla el pH y la concentración de las fuentes nitrogenadas y microelementos. Hay zonas del mundo en que el mito del amonio como única fuente de nitrógeno para el arándano… no existe.

El arándano, una especie capaz de prosperar en diferentes pH
El segundo mito es la necesidad del arándano de tener pH bajo en el suelo. Hay recomendaciones que dicen que el arándano debe cultivarse a pH 4 aproximadamente.

Una de las bases de esta afirmación es el hecho cierto de que el arándano es muy deficiente en su capacidad de absorber hierro el cual sólo está disponible a pH bajos. Cuando un arándano no se logra desarrollar bien, casi siempre está clorótico.

Esto se soluciona aplicando hierro soluble. Es decir, no interesa tanto el pH como la disponibilidad de hierro (al subir el pH hay más compuestos de hierro insolubles y dan los colores rojos característicos de los suelos de algunas zonas).

La aplicación, en suelos alcalinos, de hierro, en forma de quelatos u otras fuentes de hierro soluble, soluciona el tema.

Un problema añadido que puede ocurrir con pH bajos es que no sólo se disuelva el hierro o el zinc, sino también el aluminio, y pueda provocar toxicidad. Detectar toxicidad por aluminio es complicado puesto que solo se ve descubriendo la raíz, a la que destruye.

Solubilidad de los principales elementos a diferentes pH

El pH de la disolución del suelo depende en gran parte de la concentración del ion bicarbonato, el cual tampona las posibles variaciones. En suelos ácidos, donde la concentración de este ión es casi nula, una pequeña acidificación, producida por ejemplo por el agua de riego o fertilizantes, baja mucho el pH y automáticamente puede producir lavado de nutrientes. Siempre que se esté cerca de pH bajo, una cantidad muy pequeña de acidificante tiene un gran efecto.

El arándano, tiene una raíz normal
En el marco del mismo 9º Seminario, otra ponencia, la de del consultor Antonio Lobato, estuvo destinada en exclusiva a explicar el sistema radicular del arándano y, en consecuencia, la importancia de realizar una buena labor en profundidad a la implantación del huerto, para evitar condicionantes posteriores de muy complicada solución. El volumen de las raíces del arándano, es la imagen especular de la parte vegetativa y esto ocurre en condiciones óptimas en la mayoría de especies de plantas.

El mito dice que el arándano tiene raíz superficial; Iván Frutos mostró cifras de correlación de peso seco de masa foliar y de raíz y la correlación es directa.

Una de las causas frecuentes de mal desarrollo radicular es que la raíz no es capaz de penetrar un suelo de granulometría fina; quedan detenidas en el sustrato proveniente de vivero

En la práctica ocurre que cuando se coloca un cordón de materia orgánica en el lomo de cultivo, la tendencia es que las raíces se desarrollen en esa zona, normalmente también mejor regada, y que no penetren en el suelo, que es totalmente distinto en cuanto a estructura. Además, el agua percola a esa zona y es frecuente que esté encharcada. La conclusión es que no se pueden regar dos sustratos distintos de la misma manera, en este ejemplo, materia orgánica y suelo.

Con el calcio… no ocurre nada particular
Un 4º mito es que el calcio puede ser tóxico para el arándano. Una tabla de extracción de nutrientes muestra que el arándano consume calcio como otras especies como la fresa, por ejemplo, y algo menos que frambuesa y mora.

Contenido promedio de nutrientes en berries

 

Acceder al documento completo ‘Congreso Berry, desmontando mitos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies