Seleccionar página

La línea OPTIMUS® de Ilemo Hardi para el cultivo de vid

La línea OPTIMUS® de Ilemo Hardi para el cultivo de vid

La LÍNEA  OPTIMUS®  se adapta a la perfección a las necesidades del viticultor a lo largo de todo el año, optimizando la cantidad de tratamiento y permitiendo ahorro de producto y menor impacto al entorno.

 

23.10.2020 – INFOMERCIAL
La familia de Equipos OPTIMUS® de ILEMO HARDI se adaptan a la perfección a las necesidades del viticultor a lo largo de todo el año, optimizando la cantidad de tratamiento y permitiendo ahorro de producto y menor impacto al entorno.

Diseño, calidad y rendimiento definen la filosofía de trabajo de ILEMO HARDI, líder mundial en tecnologías de pulverización, con más de 60 años de experiencia en el desarrollo de maquinaria y componentes adaptados para la aplicación de productos para la protección de los cultivos. En el caso específico del cuidado de la vid, ILEMO HARDI ha liderado el desarrollo del proyecto OPTIMUS®, que ha permitido la puesta en el mercado de un amplio rango de equipos mucho más eficientes, seguros y respetuosos con el medio ambiente.

Gracias a un proceso de I+D muy exigente, OPTIMUS® permite la focalización del tratamiento que debemos aplicar en la vid y, por tanto, un considerable ahorro en producto químico y mayor cuidado para el Medio Ambiente, tal y como podemos ver en este vídeo explicativo.

Desde ILEMO HARDI nos explican el proceso que les ha llevado a este desarrollo: “la vid necesita una cantidad específica de producto químico para estar protegida. Depende de la máquina y de su eficiencia el que nosotros acabemos tratando de la forma más eficiente, logrando que el producto llegue al viñedo en la dosis y con la distribución en la planta requerida. Si suponemos que con dos máquinas depositamos la misma cantidad al viñedo, pero con una tiramos una dosis más elevada que con la otra, significa que una de las dos es más eficiente porque la diferencia de dosis entre las dos máquinas es lo que se pierde por aire y suelo en la más ineficiente. Una vez visto este concepto, podemos decir que OPTIMUS® es más seguro y eficiente porque, al poder bajar la dosis, también bajamos la probabilidad de que se pierda producto en el aire y en el suelo”

El resultado ha sido la puesta en el mercado de unos equipos que cuentan con la Certificación “LabelPulvé”, emitida por el IFV (Instituto Francés de la Viña), y que son fruto de un complejo proceso de desarrollo técnico para el que se pusieron como premisas, desde el tener todos los sistemas de pulverización en uno, hasta el poder limpiar fácilmente la máquina sin ayuda de herramientas externas. “Realizamos 4/5 modelos distintos y cada uno de ellos se imprimía en 3D para verificar su montaje, su funcionalidad… Realizamos piezas de plástico de test y montamos una máquina para ver el tratamiento”, explican en ILEMO HARDI.

Adaptados para cada situación

El resultado es la familia OPTIMUS®, compuesta por los sistemas de atomización OP15, OP35 y OP55, todos ellos basados en el mismo proceso de pulverización de aplicaciones hidroneumáticas y neumáticas. La principal diferencia entre OP15, OP35 y OP55 es el tipo de salida del aire de la bajante que impulsa las gotas a la planta objetivo. Así, según el modelo elegido tendremos una bajante diferente que nos permite ajustar el objetivo y el producto:

OP15 1 salida de aire, bajante recta, parachoques para protección de las boquillas.
OP35 3 salidas de aire, bajante ajustable, salida integrada en la forma de la bajante.
OP55 5 salidas de aire, con sistema de recuperación de deriva.

Uno de los aspectos más llamativos de la familia OPTIMUS® es que permite procesos de aplicación hidroneumáticas o neumáticas. Ello se debe a que desde ILEMO HARDI han sido conscientes de la difícil decisión que los viticultores tenían que tomar cuando decidían la compra de una máquina con sistema de pulverización neumática, por ejemplo. Era una decisión similar a la de optar por gasolina o diésel, una vez tomada, no había marcha atrás, haciendo que la compra fuera un momento de tomar una gran decisión.

Esta decisión ocasionaba problemas, bien porque el agricultor no podía experimentar con otros sistemas o bien porque optaba por un sistema que luego no se adaptaba a su forma de trabajar.

“Cuando nació OPTIMUS® dimos la posibilidad a los agricultores que probaran sistemas nuevos, porque el sistema está pensado para poder convertirse de hidroneumáticas a neumáticas, o viceversa, con tan solo modificar unas pocas piezas. Incluso hay agricultores que combinan ambas, según condiciones”, nos explican desde ILEMO HARDI.

Atomización para todo el ciclo vegetativo de la vid

Sea cual sea el componente de la familia OPTIMUS® por el que nos decantemos, es importante destacar que nos encontramos ante sistemas de atomización ideales para los diferentes momentos del ciclo vegetativo de la vid, porque son adaptativos tanto en forma (con los módulos que permiten adoptar la forma exacta de la vid) como en aire y producto fitosanitario (nos permite abrir o cerrar el aire y el líquido en cada difusor, independientemente).

Todo ello hace posible que el agricultor adapte mejor el Equipo a sus necesidades a lo largo del año y en función de la tipología de tratamiento que tenga que aplicar, algo muy distinto a como había viniendo trabajado hasta ahora, obligándose a no poder experimentar o probar otro sistema en el propio Equipo. Otras veces, el agricultor se arriesgaba a probar el otro sistema, pero al cabo de 4 días veía que lo que le había empujado a cambiar era una moda de su zona, haciendo que tuviera que seguir con esa máquina que ya no se adaptaba a su forma de trabajar ni a las necesidades de su vid.

 

Noticias Relacionadas

Sobre el autor

Empresas

Últimos tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This