Seleccionar página

Producción y comercialización de cebolla en Alemania

Producción y comercialización de cebolla en Alemania

La producción de cebolla en Alemania es muy importante. Su volumen ha ido aumentando en los últimos años, y actualmente asciende a unas 500.000 t/año. Según el número de hectáreas bajo este producto, es la tercera hortaliza cultivada en este país, tras el espárrago y la zanahoria. Su producción se realiza a cielo abierto, muchas veces llevando las empresas superficies importantes (figuras 1 y 2).

Figura 2. Campo en cosecha, la selección de variedades permite escalonar la cosecha. La primera fase de secado ocurre al aire libre, si las condiciones meteorológicas lo permiten.

De acuerdo con datos de 2016, la producción total ascendió a 522.661 t. Los principales Estados federales productores son Baja Sajonia (Niedersachsen), Baviera (Bayern) y Renania – Palatinado (Rheinland – Pfalz), con 22,9 %; 19,6 % y 14,3 % de la producción, respectivamente.

El rendimiento medio obtenido en Alemania en ese año ha sido de 4,63 t /ha. Un rendimiento que abarca el rango desde 5,15 t/ha en Renania del Norte – Westfalia (Nordrhein – Westfalen) hasta 2,76 t/ha en Brandenburgo. La superficie cultivada alcanza las 11.292 ha, en 1.597 empresas. Los Estados federales (Länder) con mayor superficie de cebolla son Baja Sajonia (Niedersachsen) con 2.501 ha distribuidas en 297 empresas, Baviera (Bayern) con 2.337 ha en 391 empresas y Renania – Palatinado (Rheinland – Pfalz) con 1.535 ha cultivadas por 129 empresas.

Las empresas más “cebolleras” se encuentran en el territorio de la antigua Alemania oriental. En Sajonia – Anhalt hay un número pequeño de grandes cultivadores (31), que llevan un promedio de 43,6 ha cada uno. Que obtiene un muy respetable rendimiento de 462,4 t/ha, como puede observarse en la Tabla 1. Aunque hay otros “Länder” con mejores rendimientos por hectárea. Con respecto a la evolución de la producción, ésta ha sido francamente ascendente en los últimos años (gráfico 1). El consumo per cápita es de unos 7,9 kg/año.

El calendario productivo de los tipos más usuales comienza con siembras en marzo / abril y con cosecha en agosto / octubre. Siendo un producto de fácil conservación – más de siete meses sin problemas -, puede ser almacenado eficazmente para así hacer frente a las necesidades de consumo a lo largo del año. Incluyendo los picos que se producen cuando los consumidores deciden hacer compras masivas frente a las fiestas tradicionales. Las características del producto y una adecuada tecnología de conservación hacen posible esa gestión.

La importante producción interna no alcanza para cubrir el consumo. En los últimos cinco años (2012-2016), se importó un promedio de 238.000 t de cebolla anualmente. La tabla 2 muestra esa evolución, detallando los diez principales países proveedores. Entre los que destacan España, Holanda, Nueva Zelanda y Polonia. Ente los “otros”, aparecen como de cierta importancia Australia, Egipto y Chile muy puntualmente.

Hay dos aspectos que determinan la estructura de las importaciones, amén de la simple necesidad de cubrir el déficit de producción. Uno de ellos es el hecho que la llamada “cebolla hortaliza” (cebolla dulce), de buen calibre y sabor suave, no crece en el clima fresco centroeuropeo. Es importada desde países mediterráneos o, en contraestación, desde el hemisferio sur. La cebolla local, denominada “género doméstico (“Haushaltsware”), es de sabor mucho más fuerte.

El otro motivo es que, pese a que la cebolla soporta bien el almacenaje, tras algunos meses la calidad del producto local tiende a descender. Es el momento en que cobra importancia el producto traído del hemisferio sur. Nueva Zelanda es el proveedor más importante, estando presente en el mercado desde marzo hasta julio. El producto español está disponible durante todo el año. Lo mismo que el alemán propio, con las limitaciones señaladas.

Numerosos productores se encuentran organizados en asociaciones con un fuerte peso comercial. Una de ellas es el Mitteldeutscher Zwiebelkontor (Agencia Centroalemana de la Cebolla www.zwiebelkontor.de), con sede administrativa en la ciudad de Calbe, en Sajonia – Anhalt. Se trata de una sociedad de responsabilidad limitada (GmbH), cuyos propietarios son todos productores.
Como tal, tiene un consejo de administración y un gerente, el Sr. Poul Sønnichsen. Una persona con décadas de experiencia en la comercialización de este producto. La producción es descentralizada, pero todas las transacciones comerciales se dirigen desde Calbe.

Las diez empresas productoras -algunas de propiedad individual, otras cooperativas-, se localizan en los Estados federales orientales de Sajonia, Turingia y Sajonia – Anhalt. El “Zwiebelkontor” moviliza unas 75.000 t de cebolla al año. Mayoritariamente como productor, pero también como comercializador.

Los productores nucleados en esta agencia no se limitan a consolidar sus producciones, sino que controlan también el siguiente paso de la cadena comercial: el envasado. Para ello disponen de sus propias instalaciones de almacenamiento con los más modernos sistemas de control climático (figuras 3 y 4). En total, una capacidad de almacenaje de 70.000 t, que se realiza a granel o en cajas de madera.

Figura 3. Almacén climatizado del “Mitteldeutscher Zwiebelkontor”

 

Figura 4. Cebolla almacenada a granel. Secado y almacenamiento en frío prolongan la conservación. Para períodos más largos se usa atmósfera modificada con bajo contenido de oxígeno (ULO)

La organización de productores dispone también de seis plataformas de envasado en el Este de Alemania, a corta distancia del centro de almacenamiento. Lo que permite ofrecer a los compradores importantes partidas homogéneas a lo largo de todo el año.

De allí salen las cebollas dispuestas en distintos tipos de envases, con etiquetado de acuerdo con las necesidades de los compradores. Redes de 0,250 hasta 2 kg, “carries” de 1 kg, o bolsas de 5, 10 y 25 kg. (figura 5). Grandes cadenas de supermercados, como Kaufland, Edeka o Tegut son los principales clientes en esta etapa de comercialización.

Figura 5. Tres presentaciones diferentes: redes, “carries” y bolsas.

Parte del producto es envasado en plantas de otras empresas o sale al extranjero. Aproximadamente el 50 % se comercializa en Alemania, y la mayor parte del restante 50% se exporta a países europeos próximos. Dentro de Europa, las cargas se envían por tierra. Y a los estados árabes del Golfo, por mar. En contenedores que llevan 24 toneladas, dispuestas en “big bags”, de 1000 t cada una, o en pallets de madera que soportan bolsas de 20 /25 kg.

“Nuestra ubicación en Alemania oriental nos permite llegar a clientes en Polonia, la República Checa, Eslovaquia, Hungría y Rumania”, explica el Sr Sønnichsen. Durante la segunda parte de la temporada también se realizan exportaciones hacia países mediterráneos (España, Italia, Grecia).

El “Kontor” ofrece una amplia gama de variedades comerciales de cebolla: amarillas, rojas, de piel blanca, chalotes. Y también variedades aptas para la industria. Peladas y cortadas mecánicamente, si se solicita (figura 6) Tanto de producción convencional como ecológica. Año tras año se realizan pruebas de campo a fin de continuar usando las variedades mejor adaptadas (figura 7).

Figura 6. Cebolla preparada para industria. Pelada a mano o mecánicamente, dependiendo del volumen del pedido.

La disponibilidad de producto del “Kontor” cubre los meses desde junio hasta mayo, recurriéndose a partir de ese mes y hasta entrada de la siguiente cosecha en junio a las importaciones del hemisferio sur – Nueva Zelanda, básicamente. La elección de tipos y variedades juega un rol de gran importancia durante las sucesivas etapas de producción y comercialización.

Figura 7. Selección de variedades adecuadas en pruebas de campo.

En junio llegan al mercado las variedades invernales, que a su vez tienen una capacidad de almacenamiento limitada. Seguidas por variedades tempranas reproducidas mediante esqueje o semilla. Pero que permanecen poco tiempo disponibles por su baja capacidad de ser almacenadas.

A partir de agosto / septiembre comienza la cosecha de variedades como Rockito (Monsanto) Centro / Dormo (Hazera), Hybelle (Bejo) o Motion / Medaillon (Syngenta), que son fácilmente almacenables y cuyo período de comercialización se extiende durante todo el invierno. Hasta abril / mayo del año siguiente. A partir de agosto, y hasta marzo / abril del año siguiente, se puede contar con producto ecológico.

Tanto las empresas productoras del “Kontor” como las plantas de almacenamiento y las plataformas de envasado cuentan con certificaciones de calidad prestigiosas. Hoy indispensables en todas las etapas de la cadena de valor.

Nuevas tendencias en la comercialización hortícola
El gigante de la distribución alimentaria alemana Schwarz –cadena Lidl– intensifica actualmente su búsqueda del contacto directo con la producción agraria. Los productores de fruta y hortaliza que están en condiciones de llenar camiones enteros de producto son bienvenidos como proveedores de Lidl. Se contacta a los grandes productores, con el fin de celebrar contratos de abastecimiento directo. Otras cadenas estarían ya siguiendo el ejemplo. Sería el último paso para cerrar un sistema integrado completo.

Bajo estas condiciones estructurales, fuertes agrupamientos de productores, como el “Kontor” descrito – que tienen un sistema de comercialización centralizado y en condiciones de suministrar grandes volúmenes -, están llamadas a mantenerse y crecer como socios y suministradores de la gran distribución organizada. Estarían en condiciones de realizar sus envíos directamente a las plataformas de acceso de los supermercados. Y con la seguridad que la distribución aspira al control de la intermediación – inclusive la de gran volumen, como se atisba actualmente -, pero se aparta de la producción en sí, a la que considera muy inestable.

Fuente
MERINO-PACHECO, Miguel (2017). Producción y comercialización de cebolla en Alemania. Biblioteca Horticultura. Recuperado de http://publicaciones.poscosecha.com/es/marketing/370-produccion-ycomercializacion-de-cebolla-en-alemania.html#

*Imágenes cortesía de ‘Mitteldeutscher Zwiebelkontor’

*Imagen cabecera: Cultivo cebolla en Alemania. Largas rotaciones minimizan los ataques de patógenos, y el combate de malezas se hace preferentemente con medios mecánicos.

EMPRESAS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies