Aspectos claves para la obtención de un arándano de calidad

Aspectos claves para la obtención  de un arándano de calidad

Dentro de la cadena de manejo para la producción de arándano, la etapa de poscosecha de la fruta constituye un punto clave para llegar al consumidor con una fruta de calidad. Calidad definida por una serie de factores como son color, firmeza, ausencia de daños, balance dulzor/acidez y aroma. Existe una gran gama de variedades que hoy son cultivadas a nivel comercial las cuales se pueden diferenciar en muchos aspectos, incluyendo hábito de crecimiento, fecha de producción o sabor entre otros.

Además, es importante considerar que el comportamiento en poscosecha puede ser diferente entre variedades, ya que éstas pueden presentar un metabolismo distinto en relación con la respiración y producción de etileno, susceptibilidad a pudriciones, firmeza a la cosecha y poscosecha, relación azúcar/ácidos u otros.

Sin embargo, existe un punto común para todas ellas y es que se caracterizan por ser muy perecibles después de cosecha. De las principales causas de deterioro en arándano están: pudriciones, deshidratación, pérdida de firmeza, pérdida de apariencia, desarrollo de desórdenes y calidad sensorial.

Consulta el artículo completo de los investigadores Bruno Defilippi Bruzzone, Sebastián Rivera Smith y Rocío Arriola Santibañez de la Unidad de Poscosecha en el Centro Regional INIA La Platina.

 

Sobre el autor

PPT

Editor y redactor en HorticulturaBlog del Grupo THM, Tecnologías Horticultura Mediterránea; Biblioteca de Horticultura y en ACTUAL FruVeg, un weblog para todos los públicos sobre alimentación saludable

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This