Seleccionar página

La agricultura europea ¿está preparada para el cambio hacia el «Pacto Verde»?

La agricultura europea ¿está preparada para el cambio hacia el «Pacto Verde»?

Un informe sobre el impacto del Pacto Verde Europeo de la Fundación Triptolemos

 

25.04.2022 – INFORMACIÓN
En el documento sobre el “Informe sobre el impacto del Pacto Verde Europeo” desde un enfoque de Sistema Alimentario Global Sostenible, coordinado por la Fundación Triptolemos han participado en su redacción 30 expertos de 26 universidades y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de entre los miembros que conforman el patronato de la Fundación.

El informe analiza el impacto tanto a nivel UE como a nivel mundial. Pretende ser un documento de análisis y reflexión, con una visión holística del impacto del Green Deal en la producción alimentaria y el ciudadano. Está alineado con la visión de sistema alimentario de Fundación Triptolemos, en un momento en que los acontecimientos extraordinarios y trágicos acentúan su actualidad.

El “Green Deal” y sus estrategias “De la granja a la mesa” y la “Biodiversidad”, sitúan la sostenibilidad y accesibilidad del sistema alimentario, como una prioridad en la Unión Europea. Esto crea inquietud sobre los diversos enfoques que intentan dar una solución a un problema global, complejo, con diversos y múltiples efectos.

El papel de la ciencia y la tecnología

Informe sobre el Pacto Verde Europeo redactado por la Fundación Triptolemos. Hacer CLICK en la imagen

Según el informe redactado por Triptolemos la ciencia contrastada y la tecnología deben ser un motor para conseguir los objetivos del “Green Deal” de la Granja a la Mesa. Para tomar decisiones e implementar estrategias es necesario cuantificar y analizar el impacto que el “Green Deal” tendrá en la agricultura europea y en el consumidor, tanto sobre el volumen de producción como sobre sus costes.
Por otra parte, si no se promueven las nuevas tecnologías y se valora su impacto en la nutrición del ciudadano, será difícil que se desarrollen las innovaciones que necesita el cumplimiento de dichos objetivos.

La agricultura ocupa más de un tercio de la superficie terrestre libre de hielo y utiliza alrededor del 70 por cien del agua extraída. Al menos el 25% de los gases con efecto invernadero que se emiten a la atmósfera se originan en el proceso de generación de alimentos desde el campo
al consumo final. Además, la continua continua expansión de la agricultura a tierras vírgenes es la principal amenaza a la biodiversidad.

La acuciante realidad es que, hoy por hoy, nuestra agricultura no está preparada para este cambio. Para adaptarnos habrá que dar un gran impulso a la investigación, al desarrollo pluridisciplinar y a la innovación.

¿Cómo se deben orientar los esfuerzos de la investigación hacia el aumento de la producción agraria sostenible? Las 5 recomendaciones según Triptolemos son estas:

– Dar prioridad a los enfoques transdisciplinarios.
– Desarrollar nuevos sensores electrónicos en toda la cadena Agroalimentaria.
– Potenciar la ciencia de datos e inteligencia artificial.
– Explotar el uso de la genómica y la genética.
– Aumentar la comprensión de los microbiomas animales, del suelo y de las plantas.

La Comisión Europea, en su informe de 29 de abril de 2021, reconoce las limitaciones de la legislación europea vigente para seguir el ritmo de los avances científicos en el ámbito de la edición genómica, así como que la legislación en vigor podría ser inadecuada para regular algunos tipos de aplicaciones basadas en dichas tecnologías.

La transición a modelos más sostenibles es una oportunidad para los agricultores, pescadores y ganaderos, así como para los procesadores
de alimentos y los servicios alimentarios. Esta transición les permitirá ser pioneros integrando la sostenibilidad como parte de su marca y garantía de futuro. En este entorno, la ciencia y la tecnología deben desempeñar un papel clave y el impulso de la I+D debe convertirse en una prioridad de primer orden para alcanzar los objetivos del “Green Deal”. En este contexto la UE debería mantener su liderazgo.

Según los autores del informe del JRC, Joint Research Centres, las conclusiones de estos estudios deberían alertar a las partes interesadas más allá de la comunidad agrícola y crear un debate público, ya que esas políticas pueden influir en un desarrollo negativo para nuestra autonomía estratégica alimentaria, los precios al consumidor o la reubicación de nuestra agricultura.

El Pacto Verde corre el riesgo de acabar siendo más un cambio de formas que de fondo del sector agroalimentario europeo, si solo se plantea un cambio de sistema productivo, sin hacer valoraciones respecto de lo que este puede representar en aspectos cuantitativos y
cualitativos y, por ende, en los agricultores y sectores asociados, aún más teniendo en cuenta la enorme diferencia edafoclimática y cultural de los diferentes países y regiones de la UE.

La consecución de los objetivos del Pacto Verde requerirá en toda Europa la utilización plena del conocimiento y las tecnologías disponibles en todas las etapas de la cadena, desde el impulso de la mejora vegetal, como por ejemplo con el uso de la edición genómica, hasta las tecnologías de procesado y conservación de los alimentos, la poscosecha.

Imagen principal: La «visión del Sistema Alimentario Global Sostenible de Fundación Trriptolemos en su Website

Informaciones relacionadas

La mejora genética, las tecnología como CRISPR/Cas9 y los cambios culturales

 

Sobre el autor

Editor y redactor en HorticulturaBlog del Grupo THM, Tecnologías Horticultura Mediterránea; Biblioteca de Horticultura y en ACTUAL FruVeg, un weblog para todos los públicos sobre alimentación saludable

Empresas

Agenda

Agenda

Últimos tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This