El aguacate en Andalucía es rentable aún en condiciones de riego subóptimo

El aguacate en Andalucía es rentable aún en condiciones de riego subóptimo

Un estudio por técnicos de IFAPA y Trops demuestra que no obstante la disponibilidad limitada de agua en Andalucía, el cultivo de aguacate es rentable aún bajo condiciones de disminución de la producción y calibres

 

0.06.2020 – INFORMACIÓN
En la costa mediterránea subtropical de Andalucía se concentra la mayor superficie de aguacate de Europa, con unas 12.000 hectáreas. Esto hace de Andalucía el mayor productor y exportador europeo de este fruto.

La disponibilidad de agua para riego en la zona es limitada, por lo que las dotaciones aplicadas se limitan a 5.300 m3/ha/año. El desconocimiento de hasta qué punto estas dotaciones son suficiente para hacer frente a las necesidades hídricas del cultivo y en qué medida el manejo convencional del riego que se realiza actualmente puede suponer un estrés hídrico para los árboles y, en su cso, qué repercusión tiene sobre la producción y calidad de los frutos.

Con la finalidad de dilucidar estos aspectos, E. Martínez-Ferri y G. Moreno-Ortega (centro de investigación IFAPA Churriana) y D. Sarmiento y C. Pliego (empresa Trops) realizaron el seguimiento del cultivo durante seis campañas (2012/13 a 2017/18) en una parcela de 6.500 m2 plantada con aguacate ´Hass´ injertado sobre ´Topa Topa”, en un marco de plantación de 7 x 8 m. Además, durante las campañas 2016/17 y 2017/18 se establecieron cinco tratamientos de riego en base a un diseño experimental de bloques al azar con 4 repeticiones de 3-4 árboles (77 árboles en total), utilizando los árboles centrales para realizar las medidas fisiológicas y la caracterización de la producción. Los resultados los publica la revista Fruticultura Profesional nr. 74 (marzo / abril 2020).

El manejo agronómico del riego se realizó de acuerdo con las prácticas convencionales de la zona, sin considerar las restricciones legales vigentes. La gestión del riego se divide en dos períodos:
– Junio a septiembre, riegos fraccionados de 3+2 h ( 5h / día)
– Octubre a Mayo, riegos 4 a 5 h por día, según valores de los tensiómetros.

El riego convencional se identificó como T1 y se utilizó como referencia para establecer el resto de los tratamientos. T2 recibió un 20% más de riego, T3 un 40% más, T4 un 25% menos que la referencia y T5 un 50% menos, pero los árboles de este último tratamiento, luego de la primera campaña, pasaron a engrosar T4.

Al aguacate no le gusta el exceso de humedad – ¿Sabes cómo solucionarlo?

El libro “Cultivo, poscosecha y procesado del aguacate” reúne diversos artículos redactados por investigadores y profesionales del sector de diferentes partes del mundo. PROXIMAMENTE

Conclusiones
Los autores concluyen que el resultado del estudio muestra que el riego por encima o por debajo de las dotaciones de riego que se usan de forma convencional (en situaciones de no limitación hídrica, T1) afectan de manera diferente al rendimiento del cultivo de aguacate, a la calidad de la fruta y a la productividad del agua.

Un riego en torno al 20% mayor que la dotación convencional (T1), que coincide con las estimaciones de necesidades de agua teóricas para la zona supone un aumento de la producción y una mejora de los calibres de la fruta.
Sin embargo, esta dotación, teóricamente óptima desde el punto de vista de rendimiento, estaría muy por encima de los límites legales establecidos en una zona sujeta a escasez hídrica.

Las dotaciones un 25% por debajo del riego convencional (5000 m3/ha/año), cercanas a la dotación actualmente permitida para el cultivo en la zona, pueden ocasionar episodios puntuales de estrés hídrico para el árbol y una disminución significativa de la producción (-30% respecto a la FAO) y del tamaño de la fruta, si bien los rendimientos (unos 95 kg / árbol) pueden seguir siendo económicamente rentables y se aumenta la productividad del agua.

Dada la falta de disponibilidad de agua, el uso eficiente de estas menores dotaciones es crucial para garantizar la viabilidad económica del cultivo del aguacate, así como su sostenibilidad medioambiental. Una mejora de la gestión del agua, así como la modernización de las explotaciones para instaurar sistemas de riego más eficientes con un mayor aprovechamiento del agua, permitiría por un lado, contar con más agua, y por el otro, mejorar la productividad del agua.

Fuente
E. Martínez-Ferri, G. Moreno-Ortega, D. Sarmiento & C. Pliego (2020) Riego y productividad del aguacate en la costa subtropical andaluza. Revista Fruticultura 74, abril: 6-17
Origen de la imagen, Diariosur

Informaciones relacionadas

Libro sobre el cultivo sostenible de cítricos y frutas tropicales

Sobre el autor

Empresas

Últimos tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This