Seleccionar página

Oneak moviliza 25 mil personas para la reforestación de Madrid

Oneak moviliza 25 mil personas para la reforestación de Madrid

La iniciativa de ONE OAK forma parte de un gran proyecto de lucha contra el cambio climático, a través de la reforestación de 15.000 árboles en cinco puntos icónicos

INFORMACIÓN
Contribuir a reducir la contaminación ambiental de Madrid mediante la plantación de 5.000 nuevos árboles, ése es el objetivo que persigue la startup de complementos sostenibles ONE OAK. Y ha decidido empezar por el municipio de Paracuellos del Jarama, muy próximo al Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, responsable del 21% de la contaminación total de la capital según el último informe del ‘Inventario de Emisiones de la ciudad de Madrid’ elaborado por el Consistorio madrileño.

Para hacer realidad este reto medioambiental, la compañía ha conseguido movilizar a más de 25.000 personas, entre ellas autoridades locales, agentes forestales, vecinos y voluntarios, así como sus propios empleados, los clientes que compran sus productos (por cada artículo que venden a través de su tienda online se comprometen a plantar un árbol, y el comprador decide el área al que va destinado) y sus seguidores en redes sociales.

La primera fase de este proyecto de reforestación tuvo lugar el 16 de noviembre, en un terreno muy próximo a la Terminal 4 del aeropuerto. A partir de las 10:00 horas, entre 200 y 300 voluntarios se encargaron de plantar los primeros 1.000 ejemplares de especies autóctonas como encinas, sabinas, pinos o aladiernos, y será en el próximo mes de febrero cuando se culminará la acción, plantando los 4.000 árboles restantes.

“Cada árbol puede absorber cerca de 200 kg de CO2 de la atmósfera a lo largo de su vida. Con esta reforestación queremos crear un nuevo ecosistema capaz de neutralizar parte de las emisiones que causan los aviones al aterrizar y despegar, y de este modo ayudar a limpiar el aire que respiran los madrileños y favorecer la conservación de la biodiversidad de la zona”, sostiene Guillermo Íñiguez, cofundador y CEO de ONE OAK.

La startup se ha propuesto dejar su huella ecológica con la reforestación de 15.000 árboles autóctonos repartidos en cinco áreas de todo el territorio nacional. Las otras cuatro áreas se encuentran en Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña (el mes anterior se plantaron 1.000 árboles en Calafell, Tarragona) y Galicia, donde los voluntarios están citados proximamnete en el Concello de As Neves, Pontevedra, para continuar con su plan de reforestación, gracias al cual ya se han replantado 9.000 ejemplares en un área devastada por los fuertes incendios de 2017. En total, más de 100.000 personas se han involucrado en su ambicioso plan de reforestación global.

Agentes del cambio medioambiental

ONE OAK nace en 2016 como empresa con conciencia ambiental, por eso todos sus productos de diseño (relojes, mochilas, bolsos y gorras) están fabricados con materiales sostenibles y reciclados; y por eso, con el fin de compensar con creces su propia huella de carbono (la que generan con sus procesos de fabricación y transporte), se comprometen a plantar un árbol por cada producto vendido en su tienda online.

“El cliente pone nombre a su árbol y elige el proyecto de reforestación al que quiere destinarlo. Cuando recibe la fotografía que certifica su plantación se crea una conexión única con el proyecto, y cuando ve el resultado global conseguido con su aportación y la de otras muchas personas, realmente es consciente del alcance de lo que estamos consiguiendo. Una vez más se confirma que el cambio es posible, y que todo cambio comienza con una pequeña acción”, afirma Íñiguez. Por ello, ONE OAK animan a sus clientes, a vecinos de las zonas seleccionadas y a cualquier persona comprometida con el planeta a participar en sus proyectos de reforestación y a convertise, de ese modo, en agentes del cambio medioambiental. Las personas interesadas pueden inscribirse contactando con ONE OAK a través de su página web.

Sobre One Oak

ONE OAK es una startup española nacida en 2016 con un modelo de negocio diferente, un e-commerce de diseño de complementos de moda sostenibles que luchan contra el cambio climático. Por la venta de cada producto, ONE OAK reforesta un árbol con el nombre que el cliente elige en uno de sus proyectos en España y envía una foto de su árbol a cada cliente. Además, ONE OAK ha lanzado al mercado mochilas de diseño fabricadas con plástico reciclado. La firma espera reutilizar 60.000 botellas al cierre de 2019.

Información relacionada

En China se toman la reforestación en serio

Últimos Tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies