Seleccionar página

Variedades de olivo para cultivo superintensivo y Empeltre mejorado

Variedades de olivo para cultivo superintensivo y Empeltre mejorado

Selección y variedades de olivo en sistema superintensivo en seto

 

Información de Diego Laya, del Centro de Transferencia Agroalimentaria (CTA) del Gobierno de Aragón;en el marco de FIMA 2020


 

APUNTES
El olivo llega a España alrededor del año 1000 ac, proveniente de cultivos que en el Mediterráneo se estima tienen 6000 años. Esta presencia ancestral en la Península Ibérica ha dado lugar a múltiples cultivares locales. El banco de germoplasma de Córdoba tiene registrados más de 1.500 cultivares.

Esta riqueza ha permitido echar mano de ella cuando se buscaron variedades apropiadas para el cultivo en seto del olivo, siguiendo el camino abierto por los viticultores con las máquinas de recolección cabalgantes.

El cultivo del olivo en seto se realiza en alta densidad, con 1600 a 1900 plantas por hectárea y distancias de plantación de 4 x 1.5 m; se ha probado estrechar de 4 a 3 m pero la entrada del sol se dificulta. Las filas se orientan norte / sur para reducir el sombreo. Poda y recolección se hacen de forma mecanizada, factores ambos que son las principales fortalezas del sistema.

El sistema tiene mayor productividad por unidad de superficie; una entrada precoz en producción que permite amortizar antes los costes y el cultivo resulta más económico por la automatización de las labores de poda y recolección.

Las variedades deben adaptarse a este tipo de cultivo. Son necesarias plantas con bajo vigor, rápida entrada en producción, una producción estable (que supere la tendencia vecera normal de la especie) y la obtención de un aceite de calidad.

El investigador Diego Laya, en la imagen, del Centro de Transferencia Agroalimentaria (CTA) del Gobierno de Aragón, explicó, en el marco de la jornada “Hortofruticultura mediterránea: innovación, tendencias y calidad de producto” que tuvo lugar el 26 de febrero en el marco de la feria FIMA los estudios realizados sobre la aptitud de las variedades para cultivo superintensivo, así como el clon empeltre “Farax”.

Arbequina es una de las variedades que se adapta al cultivo en seto y la que se utilizó desde los inicios de la implantación de este sistema. Tolera el frío, vigor medio, aceite tipo dulce, productiva y constante. Está poco adaptada a suelos calizos. Ahora se está dejando de lado ante la disponibilidad de variedades mejoradas.

Arbosana es una variedad de fruto también pequeño, como la Arbequina, pero al contrario de la arbequina es sensible al frío y se comporta bien en suelos calizos.

Koroneiki, que debe su nombre a que el fruto tiene como una coronita, da un aceite de muy buena calidad, es muy productiva pero también muy sensible al frío.

Royeta de Asque, que debe su nombre al pueblo de Aragón del mismo nombre, Asque situado en el Somontano, una zona fría. Tiene un vigor bajo y es apropiada para las plantaciones intensivas a cierta altura ya que tolera (no resiste, indica el ponente) el frío.

Sikitita es una variedad registrada de la Universidad de Córdoba y el IFAPA; su nombre pretendía hacer mención a su tamaño, “chiquitita”, e impedimentos de registro llevaron al actual. Es un cruce de Picual x Arbequina, con árboles de poco vigor.

Oliana es una obtención de Agromillora de 1998; se trata de un cruce de Arbequina x Arbosana. Tiene poco vigor; incluso en suelos muy fértiles crece poco.

Lecciana, es una obtención de la Universidad de Bari y Agromillora basada en el cruzamiento de. Arbosana x Leccino italiano. Aceite de alta calidad, que tiene la particularidad de ser especialmente alto en polifenoles, que permiten una muy buena conservación. También tiene excelentes características organolépticas.

Los mejores resultados obtenido en la finca experimental de Caspe los obtuvieron con Arbosana.

El clon Empeltre Farax
Empeltre es una variedad que se cultiva en Cataluña, Aragón, Navarra y Valencia. Varios grupos de investigación trabajaron para mejorar la variedad. De las selecciones realizadas se eligieron en la etapa final dos clones y de ellos se eligió uno, el conocido durante los ensayos como “clon 16”, que pasó a llamarse Empeltre Farax por su proveniencia del paraje Farax en Ablitas, Navarra. Debido a su dificultad para enraizar se trata de una variedad que se injerta.

Imágenes
Agromillora la principal y CITA Aragón

Informaciones relacionadas

Olivos sanos y bien desarrollados: las técnicas de cultivo, plagas y enfermedades

Intensificar la fruticultura

Recolección con máquinas cabalgantes de fruta dulce destinada a industria

Sobre el autor

Últimos Tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This