Seleccionar página

ACV, un método para cuantificar el impacto ambiental en los suelos de las actividades humanas

ACV, un método para cuantificar el impacto ambiental en los suelos de las actividades humanas

Investigadora del IRTA, ha desarrollado una herramienta que permite analizar el impacto de actividades humanas en los suelos de cultivo, revisando cada etapa del proceso e incluyendo todas las entradas y salidas del sistema

 

07.10.2020 – APUNTES
En el planeta, debido a que solo un 12% del suelo se considera apto para el cultivo, tanto la eficiencia en el uso del agua como la salud del suelo son importantes. Según datos de la FAO, en varias regiones, más de la mitad de la superficie agrícola básica afronta limitaciones de calidad de los suelos, notablemente en el África subsahariana, el sur de América, sureste de Asia y norte de Europa.

Los datos numéricos no dejan dudas que, al trabajar la tierra, estamos usando un recurso muy valioso y escaso en todo el mundo. Por lo tanto, su conservación es de vital importancia y un exceso o mal uso del mismo, nos conduce a su degradación, un problema que ya está generando bastantes dolores de cabeza en ciertas regiones.

En el caso de España, situada bajo un clima mediterráneo árido, en que la tierra tiene poca materia orgánica y suelos livianos de fácil erosión, a largo plazo pondrían en jaque la productividad, amenazando al mundo agropecuario.

Suelos salinos, un aviso de que algo no estamos haciendo bien

La salinización de los suelos, un problema que ya afecta al 20% de las tierras cultivadas en todo el planeta, está generando nuevos esquemas de trabajo en la agricultura. Un claro ejemplo de estos nuevos métodos de evaluación y cuantificación de los aspectos ambientales a gran escala, es el análisis del ciclo de vida (ACV).

Cuentas claras, conservan la humanidad…

El ACV es una herramienta metodológica que permite calcular el impacto ambiental de cualquier tipo de actividad humana, desde la fabricación de un coche hasta la cosecha de una manzana, analizando detalladamente cada etapa del proceso. Se basa en la recogida y el análisis de las entradas y salidas del sistema (recursos naturales, emisiones, residuos y subproductos) expresando cuantitativamente los impactos ambientales potenciales y así poder determinar estrategias para su minimización o reducción.

Según la investigadora Montse Nuñez, del programa Beatriu de Pinós en el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), “hace tan solo 10 años, no se daba importancia a los suelos; ahora, en el contexto de cambio climático en que nos encontramos, y los efectos del calentamiento global en el aumento del nivel oceánico y la entrada de agua salada en zonas agrícolas, esto ha cambiado”, afirma.

En este sentido, Nuñez ha desarrollado una metodología pionera en el mundo, publicada recientemente en la revista Environmental Science & Technology, que permite, precisamente, incluir el impacto de la salinización del suelo en el análisis del ciclo de vida de la producción de alimentos. “Por ejemplo, si queremos evaluar el ACV en la producción de una manzana poniendo todo el foco en el suelo y analizando todo lo que pasa, desde el transporte del fertilizante a si ha habido que labrar la tierra o al transporte después de la cosecha para su consumo, y cómo esta gestión contribuye a salinizar los suelos”.

La herramienta permite evaluar los daños ambientales generados por diferentes prácticas, como por ejemplo los kilos de nitrógeno de fertilizantes que entran involuntariamente en los ecosistemas naturales en equilibrio y los cambios producidos por esta acción, así como las especies afectadas o desaparecidas.

Por último, la investigadora resalta que esta metodología, es de libre acceso y permite traducir a las mismas unidades de medida todos los impactos, de forma que se pueden comparar los efectos de las diferentes actividades humanas, permitiendo mejorar la gestión de los suelos y mitigar los efectos del cambio climático.

Fuente:    Fundación para el Conocimiento madri+d – La sal, una amenaza para los suelos agrícolas del planeta

 

Informaciones relacionadas

Sobre el autor

Empresas

Últimos tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This