Seleccionar página

FRUAMO, especialistas en uva de mesa ecológica

FRUAMO,  especialistas en uva de mesa ecológica

 

Adaptación de las técnicas de cultivo ecológico al cambio climático e incorporación de nuevas variedades a este tipo de cultivo, bases para la expansión de los destinos de la producción

Entrevista a Diego José Águila Pérez, director técnico de Fruamo y copropietario en la explotación familiar

La uva de mesa es un cultivo emblemático de la Región de Murcia y uno de los más productivos a nivel económico. Diego Águila Pérez es Ingeniero Agrónomo especialidad en industrias agrarias y alimentarias por la Universidad Politécnica de Cartagena, director técnico de producción, técnico de calidad y profundo conocedor del cultivo ecológico de uva de mesa sin semillas.

El cultivo de la uva de mesa ecológica en la región de Murcia se caracteriza principalmente por no emplear durante el cultivo productos de síntesis química, ya sean abonos o fitosanitarios. Para velar por el cumplimiento de esta regla fundamental de cultivo la región de Murcia cuenta con el Consejo de agricultura ecológica. El cultivo de la vid tradicional es muy técnico y mucho más complejo el cultivo ecológico debido a las limitaciones de insumos a las que se enfrenta. Al encontrarnos en el sureste español la brotación de las parras comienza en febrero o inicios de marzo dependiendo de la comarca. Después de la brotación comienza la floración y el raleo, donde se conforman los racimos y a partir de este momento ya podemos intuir la calidad de los racimos.

Tras este punto de inflexión comienza una actividad frenética que va desde la división celular hasta el envero, que dependiendo de la variedad y la zona de cultivo, el envero en las variedades más tempranas se produce en el mes de abril en la costa o en junio en la comarca del Valle del Guadalentín. Y por último llega la maduración que se completa cuando los frutos contienen al menos 14 ºBrix ó 16 ºBrix, dependiendo de la variedad. Las zonas más tempranas comienzan la recolección a mediados de mayo y la comarca del Guadalentín en julio.

¿Qué nos puedes contar sobre tu empresa?

La empresa familiar Las Cabezuelas Sociedad Cooperativa la fundaron mis tíos y mi padre en el 1993, aunque pertenezco a una saga familiar de productores de uva de mesa donde mi bisabuelo a finales del siglo XIX ya cultivaba la mítica variedad Ohanes. Actualmente estamos cultivando 30 hectáreas de uva de mesa de distintas variedades, para ofrecerles a nuestros clientes durante el amplio calendario de producción español toda la gama de colores de uva sin semilla desde las blancas, pasando por las variedades rojas hasta las variedades negras.

Comenzamos la campaña en el mes de julio con uva blanca sin semilla de la variedad Sugarone, esta es una variedad tradicional que termina su recolección a finales de agosto. Continuamos con la variedad Itum four durante el mes de septiembre y terminamos la campaña de las variedades blancas con la Itum five, iniciando su recolección a finales de septiembre y terminamos en el mes de diciembre. La campaña de las uvas rojas la iniciamos a mediado de agosto y la terminamos en diciembre con la variedad Crimson, esta es una variedad consolidada debido a la alta calidad organoléptica que presentan sus bayas. Por último las uvas negras la cubrimos principalmente con la variedad Autum Royal, iniciando su recolección en el mes de septiembre y terminándose en noviembre. No obstante, también disponemos de algunas variedades de uva negra del consorcio Itum.

En el año 2007 la empresa decidió dar un cambio radical al sistema de cultivo que estaba llevando a cabo en sus tierras; no consistía simplemente en dar un arriesgado paso para certificar sus cultivos como producción ecológica, sino en establecer con toda la sociedad un firme compromiso medioambiental y de salud. Este pequeño paso fue un gran avance y a la vez un gran reto para la empresa pues no debemos de olvidar que fue la primera empresa española en ofrecer uva de mesa de calidad a sus clientes europeos. Fue un camino arduo y lleno obstáculos; no había ningún técnico con los conocimientos suficientes y capacitado para afrontar este reto, no conocíamos los productos biotecnológicos disponibles en el mercado para luchar contra las plagas y enfermedades, pero si conocíamos las técnicas de cultivo previas a la revolución química de primeros de siglo XX.

Estas técnicas se habían transmitido de generación en generación, por lo que mi padre Fulgencio Aguila decidió liderar este bonito proyecto; posteriormente tomé junto a mi padre las riendas del proyecto, ya que inicie mis estudios de ingeniero agrónomo. Actualmente estamos plenamente capacitados para afrontar las plagas y enfermedades que se nos presentan en el día a día del cultivo. La plantilla de trabajadores la formamos una media anual de 23 personas, 12 de ellas somos trabajadores fijos altamente cualificados y polivalentes, dada la amplia experiencia en el cultivo de la vid.

En la Región de Murcia, ¿qué porcentaje de uva de mesa está en cultivo ecológico? ¿Cuántos productores de uva ecológica sois? ¿Qué producción de uva de mesa hay tanto tradicional como ecológica?

En la Región de Murcia, hay más de 5100 ha de producción de uva de mesa convencional, de las cuales no llega ni al 1% la producción ecológica. Actualmente como productores de uva de mesa apirena ecológica en España a gran escala solo nos encontramos nosotros, puesto que sólo hay 3 o 4 pequeños productores que suman entre todos unas 5 ha. En nuestra explotación producimos unas 400 t de uva sin semilla ecológica frente a las más de 168000 t de uva de mesa convencional que se producen en la región de Murcia.

¿Qué variedades de uvas son las más frecuentes? ¿Qué porcentaje ocupan las variedades sin semillas?

En cuanto a las variedades estamos viviendo una evolución muy rápida, esto es debido al creciente número de obtentores de variedades que hay en el campo internacional. Actualmente podemos encontrar más de 50 variedades distintas, que van desde las libres hasta las protegidas. Pero las principales son: Sugrone, Crimson, Autum royal, Itum One, Itum Five, Itum Nine, Scarlota, Red Globe.

La uva de mesa apirena va ganado terreno a las variedades con semilla, siendo ya más del 70% apirenas. Las uvas con semilla solo se destinan al mercado español, portugués y algún pequeño mercado europeo. Por tanto, las variedades sin semilla se destinan a las grandes cadenas de distribución y mercados europeos y mundiales, donde tienen un alto valor añadido frente a las con semilla.

¿Cuál es el principal mercado de destino de esta producción?

La empresa comercializa y exporta sus productos a todos los países europeos, incluso disponemos de un protocolo para la conservación de la uva empleando Atmósfera Modificada; este protocolo se elaboró con el asesoramiento del departamento de poscosecha y refrigeración de la universidad politécnica de Cartagena. Comercializamos bajo las marcas Fuamo y Las Cabezuelas S. Coop.

Los mercados europeos más importantes son el inglés y el alemán. Concretamente nosotros exportamos el 90% de la producción y nuestro principal mercado es el alemán.

¿Cuáles son las principales plagas y enfermedades a las que os enfrentáis? ¿Qué tratamientos utilizáis?

Las principales plagas y enfermedades son: el Oídio, el Mildiu, la Ceratitis Capitata, la Empoasca lybica, los nematodos, los acaros, los virus, la yesca, la Botrytis y la polilla del racimo, entre otras. Como se puede comprobar no es un cultivo sencillo; desde mi punto de vista es uno de los cultivos más técnicos que podemos encontrar y cualquier error significa la perdida de toda la cosecha al menos una campaña, por tanto, debemos estar muy atentos a la evolución del cultivo y aplicar los mejores tratamientos que estén permitidos para cada plaga o enfermedad. Estos tratamientos son muy variados, empleamos desde minerales de extracción como el azufre hasta productos biotecnológicos con el Bacillus thuringiensis.

¿Cuáles son las prácticas poscosecha que utilizáis? ¿Cuánto tiempo conseguís conservar la uva?

Las practicas poscosecha que empleamos están muy limitadas al ser productos ecológicos; sólo está permitido la atmósfera modificada pasiva. Para ello realizamos un estudio pormenorizado de la conservación de la uva de mesa utilizando la atmósfera modificada a escala de palet, nuestro principal objetivo fue y es darles la mejor calidad a nuestros clientes. De este estudio se desprendió que podíamos alargar la vida más de 20 días respecto a la conservación tradicional. El método de aplicación es relativamente sencillo, lo primero que hacemos colocar una base de plástico en el fondo del palet, apilamos encima las cajas ya confeccionadas y listas para su venta. Cuando terminamos el palet lo cubrimos con una lámina plástica adecuada que permita el intercambio gaseoso y por último la sellamos con la base plástica que habíamos colocado previamente. En las 24h posteriores al sellado conseguimos la concentración de la atmósfera deseada gracias a la respiración de los frutos.

¿Qué tipos de envasado utilizáis?

Los formatos de envasado que ofrecemos a nuestros clientes son muy diversos, debido a que nos adaptamos a las necesidades de ellos. Los principales formatos son tarrinas de 500 g que pueden ser con tapa, sin tapa o con flow pack. Otro formato son las cajas de 5 kg de uva a granel.

En tu opinión, ¿cuáles son los principales retos y asignaturas pendientes de la uva de mesa en general y de la ecológica en particular?

Los principales retos a los que nos enfrentamos son el cambio climático, debido a que este nos altera los calendarios de producción. También afecta la evolución de las plagas y enfermedades ya existentes, además de la aparición de nuevas plagas y enfermedades. Por ejemplo, el cambio de las temperaturas está provocando la aparición de nuevas plagas, acentuando la presencia y los daños de algunas ya existentes como la Empoasca. Otro reto no menos importante es la exploración y apertura de nuevos mercados capaces de absorber la gran oferta de uva de mesa tanto convencional como ecológica, debido al aumento de producción que se espera en la próxima década para ambas modalidades. Nuestro reto más próximo en la producción y comercialización de uva de mesa ecológica es poder adaptar y aclimatar las nuevas variedades de uva de mesa al cultivo ecológico, ya que no podemos emplear técnicas de aclareo, engorde y maduración químicas. Otro reto que necesitamos plantearnos es aumentar la vida útil de conservación de la uva de mesa, para poder soportar transportes más largos y así poder llegar a los cinco continentes a un precio asequible con una calidad excelente.

 

Las Cabezuelas Sociedad Cooperativa
c/ Los Tejares, 389. 30840 Alhama de Murcia (Murcia)

 

 

Proyecto EnerTool ‘Toolbox’ para reducción del consumo energético en redes de riego a presión para viñedo

 

Sobre el autor

PPT

Editor y redactor en HorticulturaBlog del Grupo THM, Tecnologías Horticultura Mediterránea; Biblioteca de Horticultura y en ACTUAL FruVeg, un weblog para todos los públicos sobre alimentación saludable

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This