Seleccionar página

Agricultura vertical, una tendencia cada vez más sustentable

Agricultura vertical, una tendencia cada vez más sustentable

El cultivo vertical -vertical farming- permite reducir el consumo de fertilizantes y recursos hídricos en porcentajes superiores al 90% respecto a otros métodos, además de aminorar el gasto energético

 

APUNTES – 23.06.2020
La agricultura vertical, también llamada agricultura de interior o vertical farming es la práctica de cultivar plantas bajo condiciones totalmente controladas dentro de módulos divididos en estratos verticales, sin la necesidad de luz solar. Su origen, se debe a la capacidad de producir durante todo el año sin el uso de fitosanitarios y con la menor dependencia humana posible, entre otros beneficios.

A diferencia de la producción bajo invernaderos, que tienen gran dependencia de la luz solar, en este tipo de producción se utiliza iluminación LED, ofreciendo la posibilidad de utilizar diferentes longitudes de onda lumínica, en función del cultivo y la etapa fenológica.

Importancia de esta nueva técnica
A nivel mundial, la agricultura vertical ya se encuentra expandida y en los últimos años se ha invertido como nunca antes, solo en 2018 se invirtieron 1.2 millones de euros y se estima que en 2026 la cifra aumente a 10,9 millones de euros, con Japón y EE.UU. a la vanguardia de momento, aunque en España ya existen empresas como Novagric que producen y comercializan módulos completos para cultivo vertical.

Módulo individual de cultivo vertical – Novagric

Ventajas con otros sistemas productivos
En comparación con los métodos de producción ya conocidos, en el cultivo vertical se producen principalmente vegetales de hoja (lechugas, coles, espinacas, plantas aromáticas) aunque también ya se están implementando otras variedades hortofrutícolas e incluso floricultura. Sus principales ventajas radican en la obtención de productos frescos, que se producen, recolectan y consumen en el mismo sitio sin tener que depender de los grandes mercados, transportes y almacenes perdiendo tiempo y dinero en el trayecto, además de la calidad intrínseca del producto.

En cuanto al ahorro de insumos, si hablamos de riego, se realiza con un sistema cerrado de tipo hidropónico y/o aeropónico, reduciendo el consumo de fertilizantes y recursos hídricos en porcentajes superiores al 90% comparado a otros métodos. Respecto al espacio, como bien sabemos los diseños se basan en líneas de bandejas horizontales que se disponen unas sobre otras, por lo que permite cultivar vegetales en zonas o sitios donde la agricultura normal no sería posible, con el factor clima (temperatura, humedad, luz) totalmente controlado y ajustable en función del cultivo y su estado.

Avances tecnológicos
Expertos en el tema, aseguran que el gran avance de esta nueva forma de obtener alimentos, se debe principalmente a las mejoras obtenidas en la iluminación LED, como es el caso de LED Green Power utilizado en instalaciones a gran escala en Japón, ahorrando grandes cantidades de dinero en comparación al sistema convencional de iluminación con lámparas de sodio a presión, aunque si bien todavía se están estudiando formas más eficientes con la idea de reducir aún más el consumo energético.

Fuente: Diario Farmers Weekly

Imágenes: Sitio web Novagric

Informaciones relacionadas

Empresas

Últimos tweets

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This